Operaciones inteligentes: la oportunidad para la industria española
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Firma invitada >

Operaciones inteligentes: la oportunidad para la industria española

Accenture inteligencia artificial
Foto: Accenture
|
Julio Juan Prieto-Senior Managing Director, A&D Europe / Eduardo Mozas-Managing Director A&D Supply Chain Europe

La industria aeroespacial y de defensa se encuentra en un momento crítico para afrontar el cambio. Por un lado, las expectativas de los pasajeros y las necesidades de las aerolíneas, con restructuración de rutas y flotas y, por otro, las tensiones en las materias primas, en las cadenas de suministro y la lucha por el talento, así como las prioridades del presupuesto de defensa, con lead times más cortos y exigentes. Además, el espacio se está convirtiendo en una frontera floreciente. Estos factores motivan a repensar los productos, cómo se hacen, e incluso los materiales a utilizar, incluyendo nuevos criterios de decisión en su uso, como los de riesgo y soberanía.

En este contexto, ganar la carrera de las operaciones digitales e inteligentes es más urgente que nunca para las empresas del sector. Las operaciones digitales afectan a todas las partes del negocio, desde la ingeniería hasta la fabricación y la gestión de la cadena de suministro, pasando por el soporte de los equipos en servicio a través de los gemelos digitales, Internet de las Cosas (IoT), la inteligencia artificial (IA) y la analítica. Ahora es el momento de actuar y dar paso al cambio.

Con cada revolución industrial ha habido un nuevo cambio que dominar. Durante la cuarta revolución industrial fueron la digitalización y la conectividad, con el fin de hacer más eficientes las operaciones. Ahora, a medida que se acerca la quinta revolución, vamos a necesitar inteligencia como motor del cambio. Inteligencia que está creando nuevos tipos de disrupción, pero, sobre todo, nuevas oportunidades. Ha dado nueva vida a la maquinaria física y a los productos conectados, permitiéndonos digitalizar la fabricación y las operaciones, y crear productos y plataformas de productos habilitados por software.

Los que dominen esta inteligencia redefinirán la forma de trabajar de las empresas, la tecnología y las personas. Transformarán su negocio, cambiando tanto sus productos como la forma de fabricarlos. Diseñarán productos más inteligentes, más seguros, y los fabricarán más rápido. Los producirán de forma sostenible, prestarán servicios a distancia y, en definitiva, harán productos más completos, flexibles y seguros.

Las empresas españolas del sector tienen una oportunidad única de hacer crecer simultáneamente su negocio principal y, basados en la inteligencia e innovación y aprovechando las nuevas políticas industriales y de defensa, dominar nuevos segmentos como la nube de combate, optrónica, ciberseguridad y los servicios basados en el espacio, entre otras.

Sin embargo, según el último estudio de Accenture para la industria Aeroespacial y de la Defensa, solo el 15% de las empresas aeroespaciales y de defensa actuales tienen estrategias de operaciones inteligentes sólidas basadas en la digitalización, los datos y la inteligencia artificial, y aun menos la capacidad de generar valor a partir de esas estrategias. Por tanto, ¿cuál es la solución para acelerar esas estrategias? Construir una estrategia de inteligencia y digitalización cohesiva, y pasar rápidamente a ejecutarla. Es cuestión de una estrategia en tres niveles: aplicar la toma de decisiones basada en el análisis desde arriba, asegurar la calidad de los datos usados, crear una cultura abierta hacia los datos y la inteligencia artificial.

¿Qué significan las operaciones digitales e inteligentes para el resultado de negocio de una compañía?

Los resultados no se limitan solamente a la cuenta de resultados. La sostenibilidad, el compromiso de los trabajadores, la capacidad de innovación, la agilidad organizativa, el valor añadido de los productos y la mejor experiencia del cliente han pasado a primer plano como métricas de éxito para las inversiones digitales. A medida que el sector se prepara para el despegue, se pueden obtener beneficios significativos en todos estos frentes con una inversión acertada en liderazgo, gobernanza de datos y habilidades digitales.

Esto es solo el principio para este sector, en el que las empresas deben actuar con agilidad para no quedarse atrás. Será clave que mejoremos la ingeniería y el I+D, el rendimiento de las operaciones automatizadas, el desarrollo de servicios conectados con la producción y la seguridad de los trabajadores. Y todo eso, reduciendo el tiempo y el coste de diseño y desarrollando la próxima generación de productos y plataformas inteligentes.

Ahora nos toca un papel como administradores del cambio, implementando complejos sistemas de operaciones inteligentes que permitan aprovechar todo el potencial de este ecosistema altamente orquestado. Es la hora de liderar, desde España, y de formar parte del cambio que hará crecer esta industria más allá de lo que podíamos imaginar hace años.




Recomendamos


Lo más visto