Un nuevo buque antártico para Chile
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Firma invitada >

Un nuevo buque antártico para Chile

|

Tras la obsolescencia del anterior buque “Almirante Viel”, Asmar se aventuró en el proyecto de construcción naval más ambicioso de su historia. El nuevo Buque Rompehielos Antártico de la Armada de Chile, que se espera esté operativo a finales del año 2023, sitúa a nuestro país a la vanguardia en desarrollo y operación de equipamiento marítimo, con una autonomía suficiente para desempeñar operaciones en el territorio antártico por hasta 6 meses. 

Tendrá una eslora de 111 metros, una manga de 21 metros y un calado de 7,2 metros. Podrá operar a 3 nudos sobre hielos de un año de antigüedad de hasta 1 metro de espesor, mientras que su velocidad máxima en superficie normal será de 15 nudos. 

Entre las principales tareas que tendrá este buque, se encuentra el abastecer y operar con las bases antárticas tanto nacionales como extranjeras, el control del tráfico marítimo en dicha área, cumplir con lo dispuesto por la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos, respecto al control de la extracción de recursos vivos en dicho continente, el desarrollo de estudios científicos de alto nivel, contando a bordo con un laboratorios microbiológicos, macrobiológicos y químicos. 

Además, será capaz de realizar labores de búsqueda y rescate ante eventuales siniestros marítimos, aéreos o terrestres en el continente antártico, ya que cuenta con una cubierta de vuelo y un hangar para dos helicópteros medianos para el desembarco de personal y carga, las que funcionarán con el apoyo de botes de rescate, y una enfermería con capacidades quirúrgicas. 

En este sentido, el proyecto “Antártica I”, donde se enmarca la construcción de este buque, logró concretar un importante trabajo de coordinación entre los distintos actores comprometidos con el esfuerzo antártico nacional, como lo son el Instituto Antártico Chileno, el Ejército de Chile, la Fuerza Aérea de Chile, y la Armada de Chile. Todos ellos participaron en la configuración del proyecto y la determinación de las capacidades necesarias que debía tener la unidad. 

Al margen de las amplias capacidades con las que cuenta la nueva embarcación, este proyecto ha marcado un hito en el despliegue de personal y puestos de trabajo que ha generado. De forma directa, en el proyecto del rompehielos de Asmar trabajan 700 personas, quienes complementan funciones con los cerca de 500 empleados que desempeñan labores de apoyo indirecto para su construcción. En total, 1.200 trabajadores que se desempeñan, principalmente, en las instalaciones de la base Talcahuano. 

El buque más grande y complejo que ha construido Asmar en su historia y el primero de su tipo que se produce en un astillero del Pacífico Sur Oriental, es motivo de orgullo, y un excelente ejemplo de cómo un desarrollo coordinado e integral de proyectos militares, nos permite hacernos cargo de los desafíos futuros que enfrenta el país en materia de defensa, ciencia y comunicaciones.

Galo Eidelstein Silber, Subsecretario para las Fuerzas Armadas de Chile



Recomendamos


Lo más visto