Polonia se alía con Corea del Sur para adquirir 500 carros de combate
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Eurosatory 2022 Día 5 >
París

Polonia se alía con Corea del Sur para adquirir 500 carros de combate

La empresa local PGZ ha firmado con Hyundai Rotem un acuerdo para una plataforma que complementará la flota de Abrams adquirida por Varsovia
Firma del acuerdo entre PGZ y Hyundai Rotem en Eurosatory 01. Foto PGZ
Firma del acuerdo entre PGZ y Hyundai Rotem en Eurosatory. Foto PGZ
|

La firma polaca PGZ (Polska Grupa Zbrojeniowa) y la surcoreana Hyundai Rotem han suscrito un memorando para el desarrollo conjunto de carros de combate y blindados de transporte de personal durante la exhibición sectorial de Eurosatory, que tiene lugar esta semana en París. La rúbrica sigue los encuentros que el ministro polaco de Defensa, Mariusz Błaszczak, tuvo a finales de mayo en Corea del Sur con el jefe de la Administración del Programa de Adquisición de Defensa (DAPA) de ese país, Eun-ho Kang, y con varios líderes de la industria nacional, como Jae-il Son, presidente de Hanwha Defense, “fabricante de vehículos de combate de infantería y obuses autopropulsados, que ya se fabrican en nuestro país”, de acuerdo con Błaszczak, y como el director general de la firma surcoreana Hyundai Rotem, Yong-Bae.

El titular de la defensa polaca se ha referido a la adquisición de carros de combate apuntando cómo “además de los Abrams estadounidenses, es muy importante que el Ejército polaco esté equipado con modernos tanques producidos por Hyundai Rotem”. Se trata en concreto de carros de combate K2, de los que distintos medios apuntan que Polonia va a desarrollar junto a Corea una versión, denominada K2PL, de los que prevé recibir entre 500 y 600 unidades, además de una cantidad similar de vehículos de combate de infantería (IFV).

“Las necesidades del Ejército polaco son importantes, queremos sustituir los tanques postsoviéticos por tanques modernos en poco tiempo”, apuntado el ministro, antes de destacar que “la interoperabilidad entre los Abrams y los carros de combate K2 coreanos es esencial”. Se trata, ha resumido, de “una oferta muy buena, también en cooperación con la industria polaca”.

El ministro polaco ha revelado que en los encuentros que acaba de mantener en su viaje a Corea del Sur se ha hablado también sobre la necesidad de acelerar la entrega de armas al Ejército polaco, “por la guerra en nuestra frontera oriental”, en alusión a la invasión rusa de Ucrania, que comenzó el 24 de febrero.

“Es importante que las Fuerzas Armadas polacas dispongan de equipos modernos, de eficacia probada, y así son los equipos producidos por Corea", ha afirmado el titular de la defensa de Polonia.

“El reto del vecino del norte”

Błaszczak ha justificado el interés de su país por el material militar coreano “porque Corea tiene el reto de su vecino del norte, que también lleva a cabo una política agresiva, así que nuestra tarea es dotar a las Fuerzas Armadas polacas de equipos modernos. Un equipo que disuada al agresor. Ese equipo es, sin duda, el que se produce en Corea”.

Además de acelerar las entregas, Błaszczak ha revelado que también se ha hablado en sus encuentros en Corea “de aumentar el número de estas armas que irán al Ejército polaco”. En la delegación enviada por Varsovia también se encontraba el presidente del Banco Gospodarstwa Krajowego, que gestiona el llamado Fondo de Apoyo a las Fuerzas Armadas “por lo que también hablamos del método de financiación de estas compras”.

Entre otros, el ministro habló sobre la necesidad de aumentar el suministro de obuses autopropulsados Krab y de establecer una cooperación en el ámbito de un nuevo vehículo de combate de infantería surcoreano. “Estoy encantado con el vehículo de combate de infantería nacional que se está construyendo en Polonia, pero la capacidad de producción de este vehículo es limitada en relación con las necesidades del Ejército polaco”, ha reconocido Błaszczak.

Posible cooperación aeronáutica

En su viaje a Corea del Sur, la delegación polaca encabezada por Błaszczak también ha discutido las posibilidades de cooperación con el presidente y los representantes de la dirección de la empresa de defensa aeronáutica coreana Korea Aerospace Industries (KAI).

Sobre las posibilidades de cooperación en torno a nuevos carros de combate, el director general de la firma surcoreana Hyundai Rotem, Yong-Bae Lee, se mostró ante su encuentro con los visitantes polacos esperanzado de recibir “una buena oferta y que, junto con la industria armamentística polaca, los tanques K2 sean utilizados pronto por el Ejército polaco".

Sin socios europeos

Por su parte, Błaszczak apuntó tras la conversación que se trata de “una oferta muy buena, dirigida también a la industria de defensa polaca. Es vital que el Ejército polaco aumente en número y se equipe con armas modernas. Negociaremos los detalles, el punto de partida es muy bueno. Cuento con una rápida conclusión”. Finalmente, el acuerdo ha sido suscrito por PGZ y Hyundai Rotem en Eurosatory.

Con esta operación se aleja la posibilidad de que Polonia participe en el desarrollo de un nuevo carro de combate con otros socios europeos, como llegó a trascender hace dos años.

En la actualidad, según el cálculo realizado por la agencia Reuters, los países de la Unión Europea, a la que pertenece Polonia, mantienen operativos 17 modelos de carros de combate distinto. En cambio, Estados Unidos, que es la mayor potencia militar del planeta, únicamente cuenta con un modelo, el Abrams que también ha adquirido Varsovia.

Se da la circunstancia de que Polonia es el mayor suministrador de carros de combate a Ucrania para ayudarle a hacer frente a Rusia. En total ya ha enviado a las autoridades de Kiev 240 unidades del modelo de origen soviético T-72M



Recomendamos


Lo más visto