menú responsive
ESPAÑA | Tierra
-/5 | 0 votos

Entrevista Infodefensa.com

Gral. Marcos (Famet) "El objetivo es estar en condiciones de desplegar los Chinook F en 2023" (1)


Entrevista al GB Javier Marcos, jefe de las FAMET | Parte 1


14/10/2020 | Colmenar Viejo (Madrid)

B. Carrasco

El general de brigada Francisco Javier Marcos Izquierdo es desde diciembre de 2019 el jefe de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, conocidas como las Famet. Toledano, de 56 años, Marcos considera un privilegio pero, sobre todo, una gran responsabilidad, estar al frente una unidad formada por casi 1.500 hombres y mujeres y un centenar de helicópteros. "Soldados con una preparación tecnológica extraordinaria y con una preparación para el combate sobresaliente", así define a los militares que dirige. 

Entre 2017 y 2019, fue director de la Academia de Infantería de Toledo, donde dejó huella, con una aplaudido discurso el año pasado sobre la enseñanza y los valores militares. La conferencia, recuerda con una sonrisa, le abrió las puertas de universidades y centros de formación militares, dentro y fuera de España. Está convencido de que hay que hablar sin complejos de lo que las Fuerzas Armadas aportan a la sociedad.

Marcos conoce a la perfección las Famet. En sus unidades de helicópteros inició su carrera y pasó más de una década. Después, dio el salto al extranjero para, como él mismo dice, "abrir la mente". Ahora, regresa para comandar una fuerza inmersa en el proceso de modernización de sus helicópteros Chinook, que asumirá nuevos cometidos dentro de la nueva organización del Ejército. Aunque está centrado en la preparación para las misiones y el combate, no olvida de donde viene. "Tan importante como la unidad de doctrina es la comunidad de valores, algo de lo que me siento responsable y voy a empeñarme al máximo", subraya.

¿Qué retos afrontan las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra?

El primero reto es hacer frente a la disponibilidad operativa de una serie de modelos que hemos incorporado recientemente y que exigen un gran esfuerzo por parte de las unidades de la Fuerza, la cadena logística del Ejército de Tierra y de la propia industria. Ese es el principal. Y, por supuesto, continuar con el cumplimiento de las misiones que realizamos tanto dentro como fuera de España.

¿Qué necesidades tiene la unidad?

Las Famet cuenta con un conjunto de capacidades basadas en tres modelos: el NH90, el Tigre y el Chinook Foxtrot, que recibiremos en breve. Estos helicópteros son la columna vertebral de la unidad. Hay una serie de mejoras en los sistemas que estamos implementando y que estoy convencido de que llegarán a buen puerto en breve.

Respecto a las mejoras de las que habla, el programa más importante en la actualidad es la modernización de los helicópteros Chinook

Este es un programa especialmente importante para las Fuerzas Armadas españolas por dos motivos. En primer lugar, porque da continuidad a una flota que desde el año 1973 es una de las mayores del mundo en cuanto a helicópteros de transporte pesado. Y, en segundo lugar, porque este programa nos permite consolidar las relaciones con un aliado, Estados Unidos, y su Ejército, que nos proporciona el contacto con su industria.

¿En qué punto se encuentra el programa?

Hemos superado ya las fases de planeamiento y programación. Y estamos en plena fase de ejecución. Es decir, estamos a punto de recibir los primeros helicópteros. No ha sufrido retrasos, lo que ha experimentado es ajustes como consecuencia de la situación mundial. Pero estas incidencias no afectarán a la operatividad de la unidad. Tal y como se programó a principios de 2017, los primeros helicópteros Foxtrot van a llegar en la segunda mitad del año de 2021. Y está previsto que los últimos lleguen a finales de 2023, alguno quizás a principio de 2024.

¿Cuáles son los próximos pasos?

El año que viene lo dedicaremos a la recepción de los primeros y a la formación de las tripulaciones, algo que es muy complejo. Durante el 2022, terminaremos de instruir a esas tripulaciones, para que en el año 2023 estén en condiciones de ser proyectados a zona de operaciones. Hay que tener en cuenta que uno de los materiales que más demanda nuestros aliados en las operaciones en el exterior son los helicópteros y, en particular, los helicópteros Chinook. Es una capacidad específica del Ejército de Tierra y no hay aportación similar para la fuerza conjunta por parte de otros ejércitos.

El Ejército tiene una nueva organización ¿Cómo afectan los cambios a las Famet?

Pasamos a depender, en lugar de la Fuerza Terrestre, de la División San Marcial en el marco de la Fuerza Terrestre. Creo que esta nueva ubicación de las Famet es un acierto porque estamos con una serie de unidades cuya disponibilidad es inmediata como el Mando de Tropas de Montaña, el Mando de Operaciones Especiales o la Brigada Almogávares. Y estamos acostumbradas a trabajar juntas. Eso no quita que las Famet continúen trabajando en beneficio del resto del Ejército y las Fuerzas Armadas. Nos vamos a especializar en una serie de misiones con estas unidades, ya sea constituyendo los SOATG, operaciones especiales aéreas, o grupos tácticos de helicópteros para participar en las operaciones tácticas de asalto aéreo. Vamos a incrementar también el número de misiones con el Mando de Tropas de Montaña, recién creado. Es decir, nos especializamos, pero sin dejar de atender las misiones tradicionales que cumplen las Fuerzas Aeromóviles.

 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje