menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

IV Simposio Internacional de Seguridad y Defensa Perú 2018

Meza-Cuadra alerta de la relación entre conflictos y salud del mar

Gustavo Meza-Cuadra comparte sus experiencias en la ONU y cómo analizan ahí el tema del mar. Foto: Marina de Guerra del Perú

Gustavo Meza-Cuadra comparte sus experiencias en la ONU y cómo analizan ahí el tema del mar. Foto: Marina de Guerra del Perú

05/09/2018 | Lima

Peter Watson

El embajador Gustavo Meza-Cuadra Velásquez, representante permanente del Perú ante la ONU, seleccionó para su disertación en el IV Simposio Internacional de Seguridad y Defensa Perú 2018, celebrado el pasado mes de agosto en Lima, el tema El mar y las Naciones Unidas: Desarrollos recientes en la Asamblea General y el Consejo de Seguridad.

El embajador Meza-Cuadra tiene 35 años de experiencia como diplomático peruano y entre otros fue miembro de la delegación peruana del proceso oral de la demanda contra Chile en la Corte Internacional de Justicia de la Haya en 2012 para establecer los límites marítimos entre ambos países. Representa al Perú en el Consejo de Seguridad de la ONU, período 201-2019.

Meza-Cuadra reveló que el cambio climático es también otro tema resaltante del Consejo de Seguridad, porque muchos de los conflictos están asociados al medio ambiente, al cambio cilmático, la contaminación marina. Asimismo, la elevación de los mares puede provocar migraciones, puede afectar las líneas de delimitación marítima y de proyección de los espacios marítimos de los Estados, lo que puede repercutir en la paz y seguridad internacional.

La evolución de los conflictos

 

El Perú ha presidido últimamente tres de las reuniones anuales de los 193 países miembros de la ONU sobre los mares, en los que se ha tratado la problemática de los océanos.

Como miembro no permanente del Consejo de Seguridad, 2018-2019, el Perú participa de sus reuniones, pudiendo apreciar que el tema del mar sí se toca pero no figura entre los principales porque los conflictos usualmente ocurren en espacios terrestres. Sin embargo, la piratería, narcotráfico, tráfico de personas, si son de interés, sobretodo la piratería en las costas de Somalia, estado fallido con presencia de grupos terroristas (Al Qaeda y sus derivados) y gran pobreza, ha derivado en actos de piratería que hicieron crisis en 2008 y 2009, con más de 300 incidentes.

El embajador reveló que sobre la piratería, todas las potencias se pusieron de acuerdo, emitieron resoluciones y participaron todos en su implementación. Para 2012, 2013, se logró controlar las actividades de piratería, con la colaboración de la industria marítima. Ahora, la piratería se ha trasladado al golfo de Guinea, al otro lado de África, en Nigeria, por los niveles de pobreza y actividades terroristas (Boko Haram), habiéndose pronunciado ya el Consejo de Seguridad sobre la necesidad de atender dicha zona, donde también hay tráfico de drogas provenientes de América del Sur.

Libia ha entrado en una situación de gran inestabilidad tras la intervención de 2011, generándose tráfico de migrantes y armas hacia Europa. El Consejo ha emitido embargos de armas a barcos libios sospechosos.

La violencia derivada de la pobreza

 

El expositor inició su ponencia resaltando que a nivel mundial hay una serie de espacios marítimos, que a diferencia del mar peruano, están sufriendo las consecuencias derivadas de la sobrexplotación pesquera. También son retos globales la contaminación marítima y el cambio climático. Estos tres elementos están afectando los stocks de recursos marinos en el mundo.

El mar representa más del 70% de la superficie del planeta y las actividades económicas que ahí se desarrollan equivalen a aproximadamente 5% del PBI mundial. Alrededor de 3.500 millones de personas dependen de los mares para su subsistencia. Es un tema esencial para todos los países.

El embajador reveló que más de un tercio de las especies marinas están por debajo del umbral de subsistencia, los patrones de extracción y consumo en muchos países han generado estrés en la biomasa. En varios países, la reducción del recurso pesquero ha producido condiciones de pobreza y hasta violencia. Anotar como punto aparte que en el Perú se tiene un sistema de cuotas de pesca que intenta regular la extracción del recurso.

La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada, representa entre un 20% y 30%, es también un problema muy grave. En los últimos años, la pesquería ha ido creciendo y no se ha logrado una estabilidad en los stocks, muchos de ellos bajo estrés.

El dióxido de carbono generado por la actividad humana, que es absorbida por los mares, el cambio climático es una amenaza real, a la que se suma la contaminación con el plástico a la cabeza (plástico, microplástico y nanoplástico). Especies de consumo humano están consumiendo plástico y no se conocen las consecuencias para la salud.

Meza-Cuadra resaltó que, en la Asamblea General de la ONU, el tema del mar se ha venido tratando más en años recientes, en particular a lo relacionado al desarrollo sostenible. Ello, debido a la dinámica positiva de delegaciones de alrededor de 40 pequeños países insulares, amenazados por el cambio climático y la contaminación, quienes trabajan en conjunto con países con intereses marítimos, y han sabido poner en agenda este tema. Uno de sus representantes, que incluso presidio en algún punto la Asamblea General, es ahora el enviado especial de la ONU en el tema de los mares.

Entre los 17 objetivos de la agenda de desarrollo sostenible, el número 14 (Life below water o vida bajo el agua)  trata sobre el uso sostenible y protección de los océanos. Las recomendaciones se deben cumplir para el año 2030.

El año pasado se organizó una conferencia multilateral (incluyendo a armadores e industria pesquera) sobre los océanos, que patrocinada por la ONU tuvo participación destaca del Perú en materia de transferencia de tecnología marítima. Se obtuvieron 1.400 compromisos voluntarios de los países participantes. El Perú, entre otros, se comprometió con la formalización de los pesqueros artesanales.

Un organismo específico en la ONU

 

Existe la posibilidad que la dinámica generada en la ONU en torno a la problemática marítima, termine en la creación de un organismo específico. El embajador anunció que en septiembre próximo empieza la negociación para establecer un instrumento internacional vinculante sobre la diversidad biológica en alta mar (conservación, genética, régimen equitativo, áreas marinas protegidas, creación de capacidades y transferencia tecnológica, mayor contacto entre científicos y tomadores de decisiones, aplicaciones farmacéuticas, patentes, etc), la que es considerada por algunos como la cuarta conferencia de la ONU sobre los derechos del mar.

Las tres primeras conferencias definieron todo lo relacionado a los espacios marítimos, las 200 millas, los fondos marinos, quedando pendiente el tema de alta mar, que tiene gran cantidad de recursos que no están regulados y que un grupo numeroso de países los consideran como patrimonio común de  la humanidad.

Meza-Cuadra resaltó que el Perú es uno de los países con mayor diversidad biológica del mundo y que la interrelación de los recursos del dominio marítimo peruano con aquellos de alta mar hace particularmente importante la inminente negociación internacional, que no será sencilla, más bien dilatada, por los intereses contrapuestos.

 

 

 

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje