menú responsive
AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

Entrevista INFODEFENSA

C. Antonietti: "El Petrel 912i fue diseñado con un 70% de componentes nacionales" (1)

Petrel 912i VLA al pie de los Andes. Foto: Proyecto Petrel

Petrel 912i VLA al pie de los Andes. Foto: Proyecto Petrel

03/12/2018 | Buenos Aires

Irene Valiente

El origen de Proyecto Petrel se remonta a comienzos de la década del 2000, cuando un piloto y un ingeniero aeronáutico con amplia experiencia en el sector deciden diseñar un avión ligero ‘made in Argentina’. En 2005, ingenieros, pilotos y empresarios se asocian para desarrollarlo y, así, dar respuesta a las necesidades de las escuelas de vuelo del país. El resultado fue el Petrel 912i VLA, un avión ligero biplaza operativo desde 2008 y presentado recientemente de forma oficial. En la primera parte de su entrevista con Infodefensa.com, el presidente de Proyecto Petrel, el expiloto Carlos Antonietti, brinda detalles de esta aeronave, así como de su otro modelo: el Petrel 912 LSA. Quien fuera instructor de pilotos de combate en la Fuerza Aérea asegura que están “haciendo historia” en la aviación argentina, ya que la certificación del Petrel es la primera que se realiza de un avión en el país en 42 años.

¿Cómo nace Proyecto Petrel?

En una conversación de hangar entre el piloto Fausto López y el ingeniero aeronáutico Ernesto Acervo, surge la idea inicial de fabricar un avión ultraliviano. Acervo sugiere diseñar un avión y certificarlo bajo una norma, es decir, hacer un avión con todas las letras. Al presentar el proyecto a la entonces Dirección Nacional de Aeronavegabilidad (DNA) -hoy Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC)-, la primera intención fue fabricar un LSA (Light Sport Aircraft-Aeronave Deportiva Liviana). Pero como la FAR 91 –la norma que rige las condiciones de entrenamiento de pilotos- no permitía que se diera instrucción en esa categoría de aviones, la DNA nos sugirió la fabricación de un avión VLA (Very Light Aircraft o Avión Muy Liviano) para tener posibilidades de renovar la flota obsoleta de aeroclubes y escuelas de vuelo argentinos.

Posteriormente, la ANAC permitió que los LSA se utilizaran como aviones de instrucción.

Sí, por motivos que desconocemos, la ANAC lo autorizó y aparecieron aviones importados LSA de Europa, fundamentalmente Italia, fabricados con subsidios de su Gobierno. Esta situación nos genera una competencia muy difícil y está claro que Petrel no está en igualdad de condiciones en esta pugna, ya que el Estado argentino no subsidió nunca a nuestra empresa. Allí comienza la peripecia de Proyecto Petrel SA, inicialmente asociados con una universidad (el Instituto Tecnológico de Buenos Aires) que aportó talento e investigación a través de sus estudiantes y docentes.

¿En qué consistió esa colaboración?

Los estudiantes recibieron clases de aerodinámica durante meses por parte de Acervo y fueron los que terminaron preparando los legajos del programa de ensayos para la certificación, a lo que se sumó el trabajo y los aportes económicos de López, Julio Lavezzo y Eduardo Frías. Luego de más de cuatro años de desarrollo y exhaustivas pruebas en tierra y vuelo, en 2008, la ANAC certificó el Petrel 912i VLA bajo normas EASA VLA, con inversión privada en 100%, sin aportes ni subsidios del Estado. Es la garantía del cumplimiento de las normas que permiten una operación en vuelo con seguridad por la calidad en los materiales y procesos de construcción.

¿Cómo ha evolucionado a lo largo de estos años?

En primer lugar, adoptando las normas ASTM bajo las cuales se certificó en septiembre de 2018 el Petrel 912 LSA-ADL, con motor Rotax ULS de 100 HP, hélice Clérici diseñada y certificada para ese motor, más una modificación del tren de aterrizaje de nariz, ya que la hélice, al tener más longitud, precisa mayor despeje del suelo. El LSA-ADL tiene como opcionales pantallas Dynon de 10 pulgadas que brindan información y el resto del equipamiento es similar al del VLA: compensador eléctrico en ambos puestos, rodaje con guiado de rueda de nariz con pedales, luces de navegación y faro de aterrizaje LED, etcétera.

La evolución del Petrel 912i VLA fue más rápida por haber recibido sugerencias de los operadores desde la primera entrega. Así, incorporamos pantallas Garmin G5 conectadas al GPS Garmin Aera 500, panel de comunicaciones Garmin GNC 255 (VOR/ILS), luces de tablero LED, mejoras en el diseño de puertas, etcétera.

¿En qué consiste el Petrel 912i?

Es un avión pensado inicialmente como entrenador básico para pilotos, para modernizar la flota de aviones de aeroclubes y escuelas de vuelo de Argentina, que fuera fácil de volar y reparar en nuestro país, sin necesidad de adquirir partes en el extranjero. Pero posteriores requerimientos y necesidades del mercado de América del Sur y Centro América nos hicieron pensar en una evolución del avión para hacerlo multipropósito, de forma que pueda satisfacer requerimientos de empresas de trabajo aéreo y seguridad de los Estados, como vigilancia de fronteras o seguimiento de vehículos sospechosos, en apoyo a fuerzas de seguridad terrestres.

¿Qué usos se le está dando?

Lo operan escuelas de vuelo de distintos lugares del país. Por ejemplo, la empresa argentina Skymasters S.A. tiene cinco Petrel VLA y vuela en promedio 190 horas mensuales por avión en épocas de verano y 90 en invierno. Esto muestra el rendimiento y la confiabilidad del Petrel en todo tipo de condiciones para la instrucción de vuelo. El avión tiene aprobados todos los cálculos para ser certificado bajo la categoría “utilitario”, con una carga comprobada de +4,4G y -2G, y un coeficiente de seguridad de 1,5. Esto permite a los alumnos realizar prácticas de maniobras de márgenes de vuelo, como tirabuzones intencionales controlados, sin que haya deformaciones elásticas ni mecánicas en la estructura. También está habilitado para realizar trabajo aéreo de aerofotografía sobre el estado sanitario de cosechas y la vigilancia de pérdidas de petróleo, gas, de tendidos eléctricos

¿Es completamente ‘made in Argentina’?

El avión fue diseñado íntegramente en Argentina, con un 70% de componentes nacionales. Se desarrollaron proveedores aeronáuticos, los que fueron certificados por la ANAC. Son producción argentina los caños de acero aeronáutico 4130 de Tenaris, tela Dacron, las partes de aluminio de Metales del Talar o las hélices Clérici, entre otros. A esto se suma mano de obra calificada de ingenieros, técnicos, mecánicos argentinos. Importamos solamente lo que no se fabrica en Argentina: motores Rotax, instrumentos, neumáticos y electrónica aeronáutica.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje