menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

Un contrato de 165 millones de dólares

Huntington diseñará los nuevos buques anfibios de la US Navy

Futuro buque de desembarco anfibio LPD 30. Foto: Huntington Ingalls

Futuro buque de desembarco anfibio LPD 30. Foto: Huntington Ingalls

07/08/2018 | Madrid

El constructor naval Huntington Ingalls se ha adjudicado un contrato de 165,5 millones de dólares de la US Navy para la puesta en marcha del programa LPD Flight II, que tiene como objetivo renovar la actual flota de buques de desembarco anfibio de la Marina estadounidense.

El contrato permitirá a la empresa la adquisición de material de larga duración y el inicio la construcción del buque designado LPD 30, el primero de los 13 del programa. La fabricación tendrá lugar en las instalaciones de la compañía en Pascagoula en Mississippi.  

La US Navy tiene previsto la adjudicación del diseño final y del contrato de construcción a principios de 2019. El inicio de la fabricación del LPD 30 está programado para 2020. De acuerdo con las estimaciones del programa, el primer buque tendrá un coste de 1.640 millones de dólares, mientras que los restantes costarán unos 1.400 millones de dólares cada uno.

El presidente de Ingalls Shipbuilding, Brian Cuccias, destacó en un comunicado que “los LPD del programa Flight II serán buques altamente capaces que cumplirán con los requisitos y necesidades de nuestro Cuerpo de Marines y Armada. Esperamos ofrecer una serie de LPD asequibles a la flota de naves anfibias de nuestra nación”.

En concreto, los nuevos fondos irán destinados a la adquisición de material y equipos como los motores principales, generadores diésel, equipos de cubierta, ejes, hélices, válvulas, entre otros sistemas. En total, Huntington espera que 400 empresas de 30 estados participen en el programa LPD Flight II

Mejoras respecto a la primera serie

 

Ingalls ha entregado durante los últimos años 11 buques de la clase San Antonio a la US Navy y tiene dos más en fase de construcción, en el marco del programa LPD Flight I. La empresa puso la quilla del Fort Lauderdale (LPD 28) en octubre pasado y recientemente comenzó el corte del acero del que será el último buque de la primera serie, el Richard M. McCool Jr. (LPD 29).

El nuevo LPD 30 será el punto de partida de la segunda serie de la clase San Antonio y contará, entre otras novedades, con el radar de vigilancia aérea Enterprise de Raytheon, una actualización del AN/SPS-48 actualmente en servicio en el LPD Flight I. Asimismo dispondrán de una mejor conexión a tierra y estará preparado para operar con el helicóptero de transporte pesado CH-53K de Sikorsky.

Estos buques están diseñados para operaciones anfibias y expedicionarias que abarcan control del mar, proyección de poder, asistencia humanitaria y respuesta a desastres.


 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

SÍGUENOS EN

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje