menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

El propulsor se basará en el M88 del Rafale

Safran y MTU tendrán listo en 2027 el motor del futuro caza europeo

Motor M88 en un avión de combate Rafale. Foto: Dassault

Motor M88 en un avión de combate Rafale. Foto: Dassault

14/05/2019 | París

Infodefensa.com

La firma francesa Safran y la alemana MTU Aero Engines liderarán el desarrollo del nuevo motor a reacción para propulsar al caza del Futuro Sistema Aéreo de Combate (FCAS, por sus siglas en inglés), de acuerdo con la asociación que ambas empresas firmaron el pasado febrero. El nuevo propulsor estará basado en el M88, que es equipo que actualmente mueve a los cazas franceses Rafale, y deberá mostrar su capacidad de innovación en 2025. Dos años después, en 2027, funcionará el motor de demostración, según el cronograma previsto y revelado por Safran.

El compromiso de desarrollo y producción del FCAS supone complementar y posteriormente reemplazar la actual generación de aviones de combate Eurofighter y Rafale entre los años 2035 y 2040. El Eurofighter es un programa europeo en el que participan Alemania, Italia, España y Reino Unido y del que Dassault Aviation se salió en su momento para desarrollar su propio avión de combate, precisamente el Rafale, que es el mayor competidor del Eurofighter.

En el FCAS participan, de momento, Alemania y Francia, que anunciaron su compromiso en julio de 2017, y España, que se sumó el pasado febrero “en igualdad de condiciones”, de acuerdo con la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Posibles nuevas empresas

 

El sistema de armas planteado para el FCAS (también conocido por sus siglas en francés SCAF) consistirá en un avión de combate de nueva generación (NGF, por sus siglas en inglés) tripulado y de altas prestaciones, acompañado por un conjunto de armas nuevas y actualizadas, y por un conjunto de sistemas no tripulados (transportadores por control remoto) conectados mediante una nube de combate y su ecosistema.

Está previsto que el proyecto de un paso clave el próximo junio, con la firma prevista de cuatro nuevoscontratos durante la celebración del salón aeronáutico internacional Paris AirShow en Francia. El pasado febrero ya fue adjudicado uno previo, que supuso el primer paso verdaderamente cuantificable desde que los mandatarios de Francia y Alemania, el presidente Emmanuel Macron y la canciller Angela Merkel, anunciaron la iniciativa en julio de 2017.

En concreto, está prevista la firma durante el desarrollo del Paris Air Show de un contrato con la compañía francesa Dassault Aviation para el futuro avión de combate de nueva generación, otro con Airbus (el otro gran socio del proyecto) para el desarrollo de la aeronave no tripulada que contempla el FCAS, y las firmas MTU y Safran se encargarán del desarrollo de los motores. Además se encargará a Airbus, y probablemente a Thales, la integración general del sistema de armas.

Volviendo al motor, Safran se encargará de desarrollas las denominadas partes calientes del nuevo ingenio, además de su integración, mientras que MTU será responsable de las partes frías y las tareas MRO (siglas en inglés mantenimiento, reparación y revisiones). Está previsto que otros fabricantes europeos acaben uniéndose el proyecto en función del compromiso de sus países en él.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje