menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

El año pasado dejó de pagar y Lockheed suspendió la entrega de aviones

Italia vuelve al programa F-35

Caza F-35 italiano. Foto: Ejército del Aire de Italia

Caza F-35 italiano. Foto: Ejército del Aire de Italia

12/10/2019 | Madrid

G. S. Forte

El ministro de Defensa italiano, Lorenzo Guerini, ha despejado las dudas que sobrevolaban la continuidad de su país en el programa del avión de combate de quinta generación F-35. “Les puedo asegurar que la participación de Italia cumple los objetivos de efectividad y eficiencia del instrumento militar”, ha explicado esta semana en una entrevista concedida al periódico local Corriere della Sera.

El jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea italiana, el general Alberto Rosso, reconoció el pasado marzo la existencia de “grandes preocupaciones sobre la incertidumbre en torno a este programa” y señaló directamente la “hipótesis de una reducción en la cantidad” de aviones que acabará adquiriendo Italia, algo que el entonces Gobierno italiano llevaba meses planteándose.

Los partidos que entonces formaban la coalición que gobernaba el país, Movimiento Cinco Estrellas y Liga Norte, tenían posiciones distintas sobre el programa italiano del F-35. Los representantes del primero prometieron que se retirarían del proyecto, mientras que la posición del segundo pasaba por recibir los aviones con una cadencia más lenta, pero sin interrumpir su recepción.

Curiosamente, la salida del Gobierno de quienes veían más clara la compra ha dado paso a una nueva alianza, ahora continúa el Movimiento Cinco Estrellas pero con el Partido Democrático (PD), que ha reabierto la continuidad del programa. Guerini, que pertenece al PD, no ha detallado cómo se gestionará esta vuelta, sobre todo por el historial de oposición a este proyecto de Movimientos Cinco Estrellas. Tampoco ha aclarado si Roma ha pagado el dinero que debía al fabricante, Lockheed Martin, que el pasado marzo suspendió las entregas de F-35 a Italia por esa ausencia de pago, incluso de aquellas unidades que ya estaban listas casi para su entrega.

Italia no entregó en 2018 al programa del caza de quinta generación F-35 la cantidad de 389 millones de euros a los que se había comprometido. Cuando Lockheed Martin respondió congelando las entregas, el país acumulaba, de hecho, en torno a un año sin efectuar ningún pago por los aviones, de los que se había comprometido a la compra de 28 unidades. El parón en los pagos fue ordenado por la anterior ministra de Defensa, Elisabetta Trenta, miembro del Movimiento Cinco Estrellas.

Repercusión en la industria nacional

 

Lockheed fue incluso más allá en su respuesta, y además de dejar de entregar los cazas, decidió suspender  todos sus tratos con Italia a la vez que solicitó que la Oficina del Programa Conjunto (JPO, por sus siglas en inglés) del F-35 hiciese lo mismo, en vista de la actitud morosa de Italia.

Italia es el único país, además de Estados Unidos y Japón, donde se fabrica el F-35, por lo que la anulación de los encargos pendientes hubiera supuesto, además de las correspondientes sanciones económicas, un impacto negativo para la actividad industrial italiana implicada en este programa.

Roma tiene previsto recibir 90 aviones de combate F-35 en total, de los que 75 equipará a su fuerza aérea (60 de la versión convencional F-35A y 15 F-35B, que son los preparados para su despegue en corto y aterrizaje vertical –STOVL) y otros 15 más, de la versión F-35B, serán empleados por su Armada. En origen, Italia planeó la adquisición de 131 unidades, hasta que optó por reducir sus planes en 41 aparatos.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje