La unidad de élite de la Armada se entrena con los Marines y Seals de EEUU
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

La unidad de élite de la Armada se entrena con los Marines y Seals de EEUU

Breacher de la FGNE colocando una carga en una puerta. Foto: Armada
|

La Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) de la Armada española lideró y coordinó entre el 5 y el 8 de junio un ejercicio conjunto con los Marines y Seals de Estados Unidos para mejorar el adiestramiento en técnicas de breaching, la apertura de accesos en infraestructuras o espacios combinados como el interior de un buque.

El ejercicio bilateral España-Estados Unidos, conocido como Swordfish 17, tuvo lugar en el acuartelamiento e instalaciones de la FGNE en la Estación Naval de Algameca (Cartagena).

En él participaron efectivos del Ejército estadounidense especializados en la desactivación de explosivos, en concreto, un equipo del Explosive Ordnance Disposal Mobile Unit (Eodmu) 8, destinado en la base naval de Rota, personal breacher del Seal Team II, con base en Stuttgart (Alemania), y marines del Special Purpose Marine Air-Ground Task Force (Spmagtf), situado en Sigonella (Italia).

La Armada explica en un comunicado que el principal objetivo del ejercicio ha sido mejorar "el adiestramiento en técnicas de breaching, profundizar y potenciar en la ejecución de procedimientos por medios manuales, mecánicos y con explosivos, así como mejorar en la interoperabilidad entre unidades, todo ello dentro de un escenario táctico de una acción directa, tanto en ambiente marítimo como terrestre".

Durante el ejercicio, se elaboró un programa de actividades que incluyó una serie de conferencias teóricas y ejercicios prácticos, tanto terrestres como subacuáticos, con equipos combinados de operadores españoles y norteamericanos. En las prácticas de breaching con explosivos se emplearon cargas especiales de la US Navy que se pueden emplear también en ambiente submarino.

"La técnica de breaching mediante la aplicación de explosivos en paredes, muros, puertas o mamparos, permite garantizar el acceso del equipo asaltante de forma rápida, quirúrgica y con un efecto sorpresa sobre los ocupantes del interior, aportando esta capacidad una superioridad táctica a los operadores de guerra naval especial, minimizando posibles bajas propias y aumentando las garantías de éxito en el asalto", detalla la Armada.



Recomendamos