El SHOA de la Armada de Chile conmemora los 100 años del Bureau Hidrográfico Internacional
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

El SHOA de la Armada de Chile conmemora los 100 años del Bureau Hidrográfico Internacional

Levantamiento hidrográfico en los canales patagónicos. Foto: Armada de Chile
|

El Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (SHOA) cumple este 21 de junio 100 años como miembro fundador del Bureau Hidrográfico Internacional, instancia creada en el Principado de Mónaco con el fin de uniformar los métodos del trabajo hidrográfico y la elaboración de la cartografía náutica.

La cooperación entre países en este campo se remonta a la Conferencia Marítima Internacional efectuada en Washington en 1899. Posteriormente, se desarrollaría en San Petersburgo en 1908 y 1912, comprobándose en este período la importancia de la exactitud del trabajo hidrográfico y la necesidad vital de estos servicios para las naciones marítimas.

Tras una pausa producto de la Primera Guerra Mundial, en junio de 1919, en Londres y con 24 naciones, entre ellas Chile, se llevó a cabo la primera Conferencia Hidrográfica Internacional, donde se determinó la creación de un órgano permanente, a fin de garantizar una cooperación eficaz y continua entre los Servicios Hidrográficos nacionales de todo el mundo.

El 21 de junio de 1921 fue suscrita el acta de creación del Bureau Hidrográfico Internacional que estableció, entre sus fines, establecer una estrecha asociación entre los Servicios Hidrográficos, fomentar la adopción de los mejores métodos para levantamientos hidrográficos y coordinaciones para tareas hidrográficas, y obtener, en la medida de lo posible, uniformidad en los documentos hidrográficos.

Desde 1970, tras un acuerdo firmado en Mónaco en 1967, el organismo pasó a llamarse Organización Hidrográfica Internacional (OHI). Cuenta actualmente con 94 miembros y es una de las organizaciones intergubernamentales que disfruta de la categoría de observador de las Naciones Unidas, siendo la autoridad pertinente a nivel internacional en materia de hidrografía y confección de cartas náuticas.

SHOA

El SHOA tiene como misión principal proporcionar los elementos técnicos, las informaciones y asistencia técnica destinada a dar seguridad a la navegación en las vías fluviales y lacustres, aguas interiores, mar territorial y en alta mar contigua al litoral de Chile.

Su visión es constituir un organismo eficaz, eficiente, profesional, moderno, de amplio prestigio y confiabilidad en los ámbitos institucional, nacional e internacional, que brinde plena satisfacción a los diversos usuarios, contribuyendo al desarrollo nacional e internacional.

El SHOA es el servicio oficial, técnico y permanente del Estado, en lo referido a hidrografía; levantamiento hidrográfico marítimo, fluvial y lacustre; cartografía náutica, elaboración y publicación de cartas de navegación de aguas nacionales; oceanografía, planificación y coordinación de todas las actividades oceanográficas nacionales relacionadas con investigaciones físico-químicas, mareas, corrientes y maremotos; geografía náutica, navegación, astronomía, señales horarias oficiales, aerofotogrametría aplicada a la carta náutica.

El SHOA es el responsable del funcionamiento, operación y mantenimiento del Sistema Nacional de Alarma de Maremotos (SNAM). Creado en 1966, el SNAM implementó una serie de mejoras en infraestructura, tecnologías y capacidades como parte de las lecciones aprendidas tras el terremoto y tsunami que sacudió a Chile el 27 de febrero de 2010.

Esta repartición tiene mareógrafos Vaisala modelo MAWS 110 que miden en tiempo real las variaciones del nivel del mar y boyas DART (Deep Ocean Assesment and Reporting Tsunamis) que poseen un registrador de presión de fondo que mide permanentemente el nivel del mar y detecta las variaciones generadas por el paso de un maremoto.

El SHOA posee el Sistema Integrado de Predicción y Alarma de Tsunamis (Sipat) y el Sistema de Soporte de Decisiones (SSD) que divide al país en 21 bloques, con el propósito de efectuar, en caso necesario, una evacuación sectorizada para el territorio nacional, que considera amplitudes de tsunami pronosticadas para cada uno de los bloques.



Recomendamos