Japón estudia comprar a Mitsubishi cien cazas de quinta generación X-2
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Plataformas >

Japón estudia comprar a Mitsubishi cien cazas de quinta generación X-2

160210 atd x x 2 avion caza prototipo quinta generacion japon ministerio defensa japon
|

Mitsubishi Heavy Industries (MHI) desarrollará durante los próximos dos o tres años el avión de combate de quinta generación X-2, cuyo primer prototipo está previsto que vuele por primera vez este mismo mes. Una vez consumada esa fase, las autoridades deberán decidir si continúan adelante con la producción en masa del modelo. En tal caso, a mediados de 2020 se podrá comenzar a construir en torno a un centenar de unidades para las Fuerza Aérea de Autodefensa de Japón.

Éste es el panorama que dibuja IHS Jane´s a partir de fuentes de la propia compañía. Aunque MHI no ha confirmado que Japón pudiese adquirir esos cien aviones, la información recoge esta circunstancia a la que califica de “probable”. Además destaca el potencial de exportación de la aeronave después de que Tokio levantase en abril de 2014 la prohibición de vender material militar al exterior. El veto pesaba sobre la industria local desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

De seguir adelante, el programa del X-2 supondrá un impulso al avance de la industria aeroespacial militar japonesa después de que en 2011 concluyese en la empresa la producción de cazas F-2, basados en el F-16 Fighting Falcon de la estadounidense Lockheed Martin. Precisamente el X-2, cuya denominación final será distinta con probabilidad, se está desarrollando con el objetivo de sustituir a los F-2.

De momento ya han participado en el programa en torno a dos centenares de empresas lideradas por Mitsubishi Heavy Industries. El primer prototipo logrado ya cuenta con aproximadamente el 90 por ciento de sus sistemas y piezas fabricados en el país. En su desarrollo se lleva trabajando en torno a una década en colaboración con el Instituto de Investigación y Desarrollo Técnico (TRDI, por sus siglas en inglés) del Ministerio de Defensa, y se han invertido en torno a 39.400 millones de yenes (más de 300 millones de euros). El TRDI forma parte desde el pasado octubre en la nueva Agencia de Adquisiciones, Tecnología y Logística (ATLA).

El prototipo (en la imagen) ATD-X (Demostrador Tecnológico Avanzado Experimental) del X-2 fue presentado por MHI en el aeropuerto de Nagoya –en el centro del país–, el pasado 28 de enero. Se trata del primer avión de combate furtivo (stealth) de origen japonés. De momento únicamente Estados Unidos, Rusia y China han desarrollado y volado aparatos de este tipo, al menos que haya trascendido. La propuesta japonesa revelada hace un par de semanas mide 14,2 metros de longitud por 9,1 de envergadura.

Imagen: Ministerio de Defensa de Japón



Recomendamos