Completado el despliegue de 29 sistemas cobra para Francia, Alemania y el Reino Unido
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

Completado el despliegue de 29 sistemas cobra para Francia, Alemania y el Reino Unido

|

COBRA es un radar de localización de armas de alta movilidad que cumple los requisitos de la OTAN, y que actualmente fabrica el consorcio Euro-Art. Euro-Art ha desarrollado el primer radar contrabatería multifuncional del mundo con una antena de tipo phase array totalmente activa. Actualmente, el sistema COBRA se está promoviendo en todo el mundo para ventas de exportación. Alemania ya ha vendido dos de sus sistemas a Turquía en una versión adaptada.

Descripción de COBRA

COBRA está diseñado para detectar objetivos de pequeño diámetro por todo el campo de batalla, y también puede clasificar tipos de munición y modos de fuego, como cohetes, enjambres, salvas, etc. Su precisión de seguimiento, combinada con técnicas de perturbación altamente eficaces, permite al sistema localizar con precisión las posiciones de las baterías hostiles, y predecir puntos de impacto con períodos de

transmisión muy cortos. En menos de dos minutos se pueden localizar más de 40 y seis baterías e informar al Alto Mando. Paralelamente a la función de localización de baterías, COBRA también puede encargarse del registro de fuego amigo haciendo un seguimiento de los proyectiles contra fuego enemigo y suministrando parámetros de corrección.

El radar COBRA está alojado en un único vehículo todo-terreno sobre ruedas, con la cabina de operaciones y el radar montados sobre su techo. Un sistema de navegación inercial proporciona información de posición altamente precisa, así como posicionamiento de la antena en 3D. Una compensación automática por software para

inclinaciones del terreno y perturbaciones causadas por el viento o por el estallido de obuses permite posicionar al radar sin necesidad de gatos o patas. Esta configuración autónoma e independiente asegura una alta movilidad, permitiendo unos tiempos de despliegue y recogida tremendamente rápidos. En el corazón del sistema se encuentra una antena modular activa de estado sólido, compuesta de aproximadamente 3.000 dispositivos de arseniuro de galio (GaAs), basado en módulos de transmisión/recepción.

La dirección fase/fase se emplea en la determinación de acimut, y la elevación y el nivel de lóbulo lateral se controlan optimizando, bajo instrucción, los patrones de transmisión/recepción del sistema. El calibrado del array es automático, y la arquitectura modular de estado sólido ofrece una alta fiabilidad y disponibilidad del sistema.

La cabina de operaciones alberga el receptor del sistema, el procesador de señales, el subsistema de procesamiento de datos, la consola del operador de radar, la consola de mando, control y comunicaciones y el intercomunicador del vehículo. La cabina de operaciones también es resistente a pequeñas armas de fuego y fragmentos de metralla, y está provista con protección nuclear/biológica/química y frente a impulsos electromagnéticos. El rango de detección es suficiente para que el sistema funcione de forma efectiva cuando se emplea fuera del alcance de las baterías enemigas. Entre las medidas de supervivencia del sistema se incluyen tiempos de transmisión muy cortos y agilidad de frecuencia de banda ancha, así como otras contramedidas electrónicas más sofisticadas.

En el servicio para las fuerzas armadas francesas, COBRA está configurado para su manejo por una sola persona, mientras que las variantes alemana y británica cuentan con dos operadores, lo que permite que el radar actúe también como puesto de mando.

Estado operativo

Tres sistemas COBRA han sido sometidos a pruebas intensivas de fuego real en Meppen, Alemania, y en Canjuers, Francia. El consorcio Euro-Art ha completado con éxito una serie de pruebas de calificación del COBRA en los desiertos de los Emiratos Árabes Unidos, bajo condiciones atmosféricas realmente duras, para la plena satisfacción de sus clientes. Además, COBRA ha sido desplegado en varios teatros de operaciones fuera de área, incluidas misiones de Naciones Unidas: Los sistemas alemanes participan en la iniciativa de Defensa contra los ataques de mortero (Defence Against Mortar Attacks - DAMA), que forma parte del Programa de trabajo para la defensa contra el terrorismo de la Conference of National Armament Directors de la OTAN. Los sistemas franceses prestan servicio en el Líbano, los sistemas británicos en Irak.



Recomendamos

Lo más visto