El KC-130H de Uruguay retorna al país con el radar Indra MSSR Modo S arrendado
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Aire >

El KC-130H de Uruguay retorna al país con el radar Indra MSSR Modo S arrendado

El FAU 595 descargando el radar Indra MSSR. Foto: MDN
|

El avión Lockheed Martin KC-130H Hercules (FAU 595) de la Fuerza Aérea Uruguaya retornó ayer a Montevideo con el nuevo radar secundario Indra MSSR Modo S, arrendado por el Gobierno de Uruguay, por dos años, en un contrato valuado en 970.000 euros (1,1 millón de dólares). La unidad operará en conjunción con un sistema ADS-B, lo que le añade capacidad para recibir información adicional emitida por las naves en vuelo con su posición, rumbo e identificación.

Este nuevo radar será instalado en las próximas semanas en donde hasta ahora estaba la vieja unidad Thomson-CSF que desde hace tiempo ya apenas funcionaba. El nuevo radar servirá de complemento y backup del radar principal Selex, que tras una falla quedó fuera de servicio. Se espera que esta unidad vuelva al servicio en los próximos días, contando entonces con la unidad principal y la secundaria disponibles para el control aéreo de la principal terminal aérea del país.

Adicionalmente, en el centro del país, en la Base Aérea Nº 2 en Durazno, se instalará junto al radar secundario que opera ahí un sistema adicional ADS-B para que también se tenga la capacidad de recibir información de los transponder de las aeronaves tanto cuando opera el radar como en el caso de que este fuera de servicio.

Crisis cobertura radar

Las sucesivas fallas de los radares que cubren el espacio aéreo uruguayo han sido un problema casi endémico en el país, que se presumía iba a quedar solucionado con la implementación del nuevo radar primario Selex, instalado en 2014. Sin embargo, la falta de mantenimiento, según el gobierno actual, por la cancelación del contrato de mantenimiento con Leonardo durante el gobierno anterior, llevó a que el sistema tuviese una serie de fallas que culminaron con que la unidad quedase totalmente fuera de servicio.

El antiguo radar Thomson-CSF intentó cubrir el vacío dejado pero también fallo, quedando la cobertura resumida al radar secundario de Durazno, con limitada cobertura por la distancia (y ademas por algunas fallas en su fuente de poder) mas los radares militares, los cuales no son certificados para su uso para control aéreo civil.

Con la instalación del sistema secundario MSSR de Indra, mas la reparación del radar primario Selex, se asegura que la cobertura del trafico aéreo civil del país estará bajo control, con planes de contingencia en caso de que alguno de los sistemas falle.



Recomendamos