Brasil elige la propuesta de Sembcorp Marine para su nuevo buque antártico
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Brasil Contratación >
Contratación

Brasil elige la propuesta de Sembcorp Marine para su nuevo buque antártico

NApAnt
|

La Marina de Brasil ha seleccionado el diseño de la empresa singapurense Sembcorp Marine para el desarrollo de su nuevo buque de apoyo antártico (Napant). Infodefensa.com estuvo en el acto, que tuvo lugar a bordo del buque multipropósito Atlântico,  en el que el comandamte de la Marina brasiñela, almirante Almir Garnier Santos, anunció la resolución del concurso en presencia del presidente Jair Bolsonaro.

Marinha2

El futuro navío destinado a misiones en el continente blanco será construido por el astillero Jurong Aracruz, filial de Sembcorp, que tiene sus intalaciones en Espírito Santo. De esta manera, Sembcorp vence a los dos empresas europeas que también asìraban a hacerse con el contrato: la neerlandesa Damen y la francesa Kership, propiedad de Naval Group

"La elección de hoy es el resultado de una solicitud de propuestas publicada en mayo de 2020. La decisión sobre la elección del buque supuso un exhaustivo análisis científico basado en más de 300 criterios distribuidos en áreas como el rendimiento del buque, el modelo de negocio financiero, el ciclo de vida y el apoyo logístico integrado, la estrategia constructiva", detalló Garnier Santos.

Y añadió: "La forma cuidadosa en que la Armada realizó esta selección, una decisión técnica ratificada por el Gobierno Federal, empleó métodos de análisis de criterios y de análisis de riesgos guiados por la modelización científica que emplean la mayoría de las Fuerzas Navales actuales para comṕarar opciones similares pero no iguales que pudieran aportar el mejor resultado para el cliente de esa elección. Este trabajo fue realizado por el sector de material de la Armada. Este sector fue el responsable de este proceso, que se llevó a cabo de forma secreta hasta el anuncio de hoy".

Reafirmar la presencia en la Antártida


Según Garnier Santos, la elección de la mejor oferta permitirá a Brasil reafirmar su presencia en el continente antártico después de la reconstrucción de la Estación Antártica Comandante Ferraz (EACF), renovada y ampliada, con mayor capacidad para recibir a los científicos y sus investigaciones, y que ahora contará con un nuevo y moderno buque específicamente diseñado y construido para apoyar el Programa Antártico Brasileño (Proantar).

WhatsApp Image 2021 10 06 at 04.07.32

También explicó la importancia de la Antártida y de la presencia brasileña en esa inhóspita región del planeta. "En el actual contexto geopolítico y geoeconómico podemos decir que nuestra presencia se apoya en la existencia de riquezas naturales, pero esto es un telón de fondo de oportunidades para ampliar el conocimiento y mantener los derechos de soberanía sobre la porción del continente antártico que es nuestra, el patrimonio del futuro del mundo y de Brasil", sostuvo.

Este proyecto, explicó el jefe de la Marina, "traerá beneficios no sólo para la Armada, sino que permitirá el desarrollo y la mejora tecnológica de la industria nacional, aumentará la capacidad de construcción de buques y generará miles de empleos directos e indirectos para los brasileños". 

"Por lo tanto, la adquisición de un nuevo buque de apoyo antártico, junto con otros programas estratégicos como el programa nuclear de la Armada, el programa de construcción de submarinos y el programa de construcción de las fragata clase Tamandaré contribuirán a consolidar la importancia de la Armada brasileña como vector de desarrollo tecnológico y generador de empleo e ingresos", finalizó el comandante.

El proyecto


La Marina brasileña cuenta actualmente con el buque de apoyo oceanográfico Ary Rongel y el buque polar Almirante Maximiniano dedicados a esta misión. El Ary Rongel, tras 39 años de servicio, ha mostrado una reducción de la fiabilidad y un aumento de los costes de mantenimiento. La edad del barco trae como consecuencia natural la obsolescencia de varios sistemas, lo que hace imprescindible su sustitución. 

El nuevo buque de apoto antártico será más grande, con mayor tonelaje y resistencia. El barco estará equipado con mejores accesorios para la manipulación y protección de carga, alimentos y suministros, ayudando a la continuidad de la investigación científica en la Estación Antártica Comandante Ferraz, recientemente reconstruida.

Se espera que la construcción del Napant genere 600 empleos directos y 6.000 indirectos. Además, se prevé que el proyecto alcance un índice mínimo de contenido local del 45%, calculado a partir de la división entre los costos directos de producción local (materiales, servicios y mano de obra directa) divididos por costos directos de producción local e importado (costos totales), de acuerdo con los criterios del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes).

Imágenes: Isac Nóbrega/Presidência da República



Recomendamos

Lo más visto