El Meteoro releva al Rayo al frente de la fuerza de cazaminas de la OTAN en el Mediterráneo
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

El Meteoro releva al Rayo al frente de la fuerza de cazaminas de la OTAN en el Mediterráneo

El BAM actuará como buque de mando de la unidad los próximos seis meses
|

El Buque de Acción Marítima (BAM) Meteoro de la Armada española liderará durante los próximos seis meses la Agrupación Naval de Medidas Contraminas número 2 de la OTAN (Snmcmg2) que tiene como principales áreas de actuación el mar Mediterráneo y el mar Negro. 

El Meteoro (P-41) zarpará el lunes 18 de enero de su base en el Arsenal Militar de Las Palmas, según informó la Armada. El buque relevará al BAM Rayo (P-42) -buque de la misma clase- que ha estado al frente de esta fuerza naval el último medio año. 

La Armada asumió el mando de la agrupación naval Snmcmg 2 en junio del año pasado. El Meteoro incorporará, además de su dotación, el estado mayor internacional de la agrupación, encabezado por el capitán de navío español Javier Núñez de Prado, un equipo operativo de seguridad de Infantería de Marina y un refuerzo de personal sanitario.

Agrupaciones Navales Permanentes

Las agrupaciones navales permanentes de la OTAN son fuerzas navales multinacionales integradas por buques de varios países aliados que están transferidos a la Alianza para realizar diferentes tareas, desde la participación en ejercicios hasta la intervención en misiones operativas.

Estos grupos permanentes aportan una capacidad marítima continua para operaciones y otras actividades, tanto en tiempos de paz como durante períodos de crisis y conflicto, constituyendo el núcleo de las Fuerzas de Respuesta Muy Rápida (VJTF-M) de la OTAN.

En el caso de la Snmcmg-2, proporciona una capacidad operativa permanente de Medidas Contra Minas (MCM). Su área de actuación es el Mediterráneo y el mar Negro, principalmente, y su misión principal es contribuir a mantener abiertos al tráfico puertos principales de la Alianza, sus bases navales y las rutas marítimas, así como posibilitar las operaciones anfibias de proyección del poder naval sobre tierra, a través de la detección, localización, identificación y neutralización de minas.

Entre sus cometidos también está la eliminación de artefactos explosivos que se remotan a la Segunda Guerra Mundial. 




Recomendamos


Lo más visto