Francia escenifica una salida de Mali diferenciada del fracaso en Afganistán
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >
África

Francia escenifica una salida de Mali diferenciada del fracaso en Afganistán

París ha emitido desde el Elíseo una declaración conjunta suscrita por más de 20 naciones explicando la retirada de tropas del país africano
Tropas francesas en la operción Barkhane. Foto Ministerio de las Fuerzas Armadas Francesas
Tropas francesas en la operción Barkhane. Foto Ministerio de las Fuerzas Armadas Francesas
|

En la operación Barkhane y en la Task Force Takuba (fuerza especial Takuba), que Francia encabeza en Mali, “ya no se cumplen las condiciones políticas, operativas y jurídicas requeridas para continuar, de forma eficaz, su intervención militar actual en la lucha contra el terrorismo” en el país. De este modo, según la declaración conjunta que la embajada francesa ha divulgado del país y sus socios en estas misiones, los países implicados “han decidido emprender la retirada coordinada del territorio maliense de sus respectivos recursos militares destinados a estas operaciones”. El movimiento coordinado de los actores implicados tiene de fondo el recuerdo de la salida precipitada de las tropas de Estados Unidos de Afganistán el pasado verano, que fue secundada por sus aliados, y con la que muchos medios han estado comparando a lo que ya se veía venir en el caso de Francia en Mali.

La declaración está firmada el jueves en el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa, por los representantes de Alemania, Bélgica, Benín, Canadá, Chad, Costa de Marfil, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Francia, Ghana, Hungría, Italia, Mauritania, Níger, Noruega, Portugal, República Checa, Rumanía, Senegal, Suecia y Togo, y del Consejo Europeo, la Comisión Europea, la Coalición por el Sahel, y la Comisión de la Unión Africana.

En el mismo documento, los signatarios “también han expresado su voluntad de seguir comprometidos en la región, cumpliendo con sus respectivos procedimientos constitucionales” y “en estrecha coordinación con los Estados vecinos”.

La justificación de esta salida del país apunta a “las múltiples obstrucciones de parte de las autoridades de transición malienses”. Mali sufrió en agosto de 2020 un levantamiento militar que llevó al mes siguiente al nombramiento de Ba N´Daou como presidente interino y al coronel Assimi Goitia, líder del golpe, como vicepresidente. En mayo del año pasado Goitia dio un nuevo golpe que derrocó a N´Daou de la presidencia y afirmó que este 2022 se celebrarán nuevas elecciones.

Los nuevos líderes del país no han mantenido la buena sintonía que mantenían los anteriores con Francia y sus aliados europeos, a los que acusan de ser ineficaces en su lucha contra los grupos terroristas que amenazan a Mali. Finalmente, Bamako llegó a expulsar al embajador de Francia. Las Fuerzas Armadas de Francia llevan desde 2014 en Mali dentro de la denominada Operación Barkhane, junto con fuerzas aliadas de países de la región, para luchar contra grupos terroristas e insurgentes, y con la que se dio continuidad a la precedente Operación Serval, iniciada en 2013 bajo el amparo de la ONU para impedir el avance de grupos islamistas relacionados con Al Qaeda. La llamada operación Takuba, por su parte, dio comienzo en julio de 2020, también bajo mando francés y de raíz europea, con el objetivo de asesorar, asistir acompañar a las fuerzas militares malienses. En ella también participan distintos socios de la región y otros países, y forma a su vez parte de la operación Barkhane.

 

Estas misiones representaban la presencia de más de dos decenas de miles de soldados en Mali, equipados con centenares de blindados y decenas de aeronaves.

Según ha explicado el presidente francés Emmanuel Macron, en una rueda de prensa el jueves en París, “no podemos continuar trabajando militarmente con unas autoridades de facto con las que no compartimos ni la estrategia ni sus objetivos”. Esa es, ha concluido, “la situación que enfrentamos hoy en Mali”.

Continuidad de la misión en el Sahel

Los firmantes de la declaración divulgada por Francia el mismo día que Macron ha hecho estas declaraciones también “han acordado mantener su acción conjunta contra el terrorismo en la región del Sahel, en particular en Níger y en el golfo de Guinea, y han emprendido consultas políticas y militares con ellos con el objetivo de determinar los parámetros de esta acción conjunta de aquí a junio de 2022”.

Francia ha enfocado esta retirada de modo que sea percibida como un movimiento acordado con sus aliados, tanto en la zona africana afectada, como por los occidentales, tratando de huir así en lo posible de que sea percibido como un abandono similar al ocurrido el pasado verano en Afganistán encabezado por Estados Unidos. 



Recomendamos


Lo más visto