Asmar espera terminar en agosto del 2024 la construcción del rompehielos Viel de la Armada de Chile
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >
Proyecto Antártica I

Asmar espera terminar en agosto del 2024 la construcción del rompehielos Viel de la Armada de Chile

El buque ya cuenta con 29 de los 32 bloques que componen su estructura principal
Buque antartico Almirante Óscar Viel estado de avance a inicios de abril en la grada de construcción de Talcahuano foto Asmar
Rompehielos Almirante Óscar Viel en la grada de construcción de Asmar Talcahuano. Foto: Asmar
|

Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) tiene previsto finalizar en agosto del 2024 el proceso de construcción del rompehielos Almirante Óscar Viel de la Armada de Chile.

La construcción del buque, un codiseño entre Vard Marine, la Dirección de Programas, Investigación y Desarrollo de la Armada (Diprida) y Asmar, comenzó en agosto del 2018 y su botadura al mar se proyecta entre diciembre de este año y enero del 2023.

De acuerdo a un artículo publicado en el diario El Mercurio, el rompehielos ya cuenta con 29 de los 32 bloques que componen su estructura principal. Los tres restantes serán entregados en los próximos meses y tras el lanzamiento al mar continuará la construcción de la unidad a flote.

El rompehielos presenta un avance superior al 60% en su construcción y en la actualidad se realizan los trabajos de instalación del sistema de propulsión, gobierno, hélice lateral de proa (bow thruster), equipos eléctrónicos y habitabilidad, entre otros.

Los trabajos a flote en el buque se extenderán entre diciembre del 2022 y julio del 2023, y las pruebas de puerto están previstas para diciembre del próximo año. Una vez terminado, se espera que el rompehielos pueda efectuar su primera Comisión Antártica a finales del 2024.

Capacidades multipropósito

El buque es el proyecto más grande y complejo en la historia de Asmar y el primero de su tipo que se produce en un astillero del Pacífico Sur. Realizará tareas logísticas, operaciones de búsqueda y rescate, investigación científica y reabastecimiento de las bases y estaciones científicas de Chile en la Antártica.

El buque tiene clasificación Ice Class (PC5) y será capaz de romper una capa de hielo de un metro de espesor de un año de antigüedad cubierto con hasta 20 centímetros de nieve a una velocidad de tres nudos permitiendo campañas de investigación científicas de invierno. Dispone de cubierta de vuelo y hangar para dos helicópteros de transporte Airbus AS332L Super Puma.

Posee una eslora de 111 metros, 21 metros de manga y 7,2 metros de calado, 10.500 toneladas de desplazamiento y será capaz de operar a una temperatura de -30°C. Tendrá un alcance de 14.000 millas náuticas, autonomía para operar 60 días y su velocidad máxima será de 15 nudos. Dispondrá de una dotación de 76 tripulantes y podrá transportar en cada viaje a 44 científicos.

Tendrá ecosondas, sonares, perfilador de fondo, perfilador de corrientes y posicionador acústico de alta precisión de Kongsberg Maritime que facilitarán los estudios de oceanografía física, química, geológica y geofísica. Contará con laboratorios microbiológicos, macrobiológicos y químicos, como también elementos para la recolección, almacenamiento y conservación de muestras del mar y del fondo submarino en cámaras frigoríficas.

El proyecto de construcción, denominado Antártica I, contempla una inversión estimada de 216 millones de dólares. El 50% del costo del rompehielos quedará en el país y está generando 600 empleos directos y aproximadamente 1.500 indirectos en el país. 



Recomendamos


Lo más visto