​El submarino Tramontana inicia un despliegue con la OTAN en el Mediterráneo
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

​El submarino Tramontana inicia un despliegue con la OTAN en el Mediterráneo

Esta es la sexta vez que el buque participa en la operación Sea Guardian
Tramontanta armada submarino
Submarino S-74 Tramontana. Foto: Armada
|

El submarino Tramontana, el único que tiene operativo en la actualidad la Armada, estará desplegado las próximas semanas en el Mediterráneo en la operación Sea Guardian de la OTAN. El buque ha zarpado de su base en el Arsenal de Cartagena para participar, bajo control operativo del Mando de Operaciones, por sexta vez ya en esta misión aliada, que comenzó hace seis años.

Durante su integración, el S-74 contribuirá al conocimiento del entorno marítimo y apoyará la lucha contra el terrorismo en el Mediterráneo. El submarino es el cuarto de su clase y lleva al servicio de España desde el año 1984. Su dotación la forman 68 hombres y mujeres valientes, apunta el Estado Mayor de la Defensa (Emad), “con sigilosa vocación de servicio, inapelable motivación y el espíritu de sacrificio necesario para vivir más de un mes debajo de la superficie velando por la tranquilidad y seguridad de sus compatriotas”.

Gracias a la discreción y el sigilo que caracteriza a los submarinos, estos son capaces de realizar tareas de vigilancia sin perturbar el patrón de vida de los buques de la superficie, pudiendo así localizar e identificar actividades ilícitas dentro de las aguas del Mediterráneo.

Tránsito de mercancías en el Mediterráneo

En la actualidad, cerca del 90% del volumen total de mercancías se mueven por mar y el mar Mediterráneo no es una excepción. Solo en términos de energía, alrededor del 65% del petróleo y el gas natural que se consume en Europa occidental pasa por el Mediterráneo cada año. En este contexto, la OTAN puso en marcha la operación Sea Guardian en noviembre de 2016.

La operación está enfocada en el conocimiento del entorno marítimo para disuadir y luchar contra el terrorismo, así como mitigar el resto de amenazas. “Se trata de una operación flexible, que puede cubrir toda la gama de tareas de seguridad marítima, si así lo solicita el Consejo del Atlántico Norte, como son: mantener la libertad de navegación, llevar a cabo la interdicción marítima, luchar contra la proliferación de armas de destrucción masiva y proteger la infraestructura crítica”, explica el Emad.



Recomendamos


Lo más visto