Tal día como hoy en 1462 el reino de Castilla inicia la toma de Gibraltar
El mundo de ayer >
Historia militar

Tal día como hoy en 1462 el reino de Castilla inicia la toma de Gibraltar

Los nazaríes tenían la ciudad en su poder tras la conquista de los benimerines en 1333
800px Retrato de Rodrigo Ponce de Leon firmado Anton Pizarro inv
Retrato de Rodrigo Ponce de León realizado por el pintor Pedro Salazar de Mendoza
|

Tal día como hoy, 17 de agosto, pero de 1462, las tropas de los reinos de Castilla y de León toman la plaza de Gibraltar al Reino de Granada. Los nazaríes tenían la ciudad en su poder tras la conquista de los benimerines en 1333. El enfrentamiento se produjo tras el chivatazo del gibraltareño converso Alí el Curro acerca del mal estado de las defensas en la ciudad.

Según la información de Alí, las tropas del Reino de Granada habían partido a Málaga con el pretexto de proteger al alcaide que acudía a la ciudad para recibir a Muley Hacén, hijo del sultán Saad Ciriza. Esta oportunidad fue clave para que el Reino de Castilla tomase la decisión de atacar Gibraltar.

Alonso de Arcos, alcaide de Tarifa, convencido de la veracidad de la información, partió con un gran contingente mientras reclutaba aún más ayuda de los ejércitos de ciudades cercanas. El primer intento de conquista de la ciudad, sin embargo fue rechazado.

La llegada de refuerzos

Arcos decidió esperar en el exterior de la ciudad hasta que acudiesen parte de los refuerzos que había solicitado mientras sus camaradas en el mando dudaban sobre si deberían retirarse. Alí aconsejó de nuevo el ataque, aseguró que, con un nuevo ataque, la plaza caería rápidamente.

Los primeros refuerzos en llegar fueron los de Rodrigo Ponce de León, con 300 lanzas. Los gibraltareños, en vista del ejército que se formaba en el exterior quisieron negociar. Este parlamento no llegó a buen puerto y se recomendó a los defensores la rendición inmediata o, con la llegada inminente del conde de Arcos, momento en el que atacarían la ciudad, todos serían esclavizados o asesinados.

A esto le sucedió un rápido ataque de las tropas de Ponce de León, que obligó al contingente de Gibraltar a encerrarse en el castillo. Los gibraltareños no querían rendirse ante Ponce de León, pero sí ante el duque de Medina Sidonia, por respeto a la memoria de su padre, muerto en Gibraltar unos años antes. Tras algún encontronazo con Ponce, Arcos y Sidonia, se aceptó la rendición de la ciudad. De esta forma, a pesar de las disputas de las distintas casas, Gibraltar pasó, de nuevo, al dominio castellano.



Recomendamos

Lo más visto