El remolcador Galvarino de la Armada de Chile realizará sostenimiento logístico antártico
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

El remolcador Galvarino de la Armada de Chile realizará sostenimiento logístico antártico

El buque permanecerá hasta el 1 de marzo y desarrollará también la fase Charlie de la Patrulla Antártica Naval Combinada
Remolcador de flota ATF Galvarino Campaña Antártica Foto Armada de Chile
Remolcador de flota ATF-66 Galvarino. Foto: Armada de Chile
|

El remolcador de flota AT-66 Galvarino de la Armada de Chile zarpó el viernes 20 de enero desde su puerto base en Punta Arenas para desarrollar tareas de sostenimiento logístico a las bases de las Fuerzas Armadas e instalaciones del Instituto Antártico Chileno (Inach) en el marco de la Campaña Antártica 2022/2023.

Según la institución, entre noviembre de 2022 y abril 2023, buques como el Galvarino efectuarán labores de reaprovisionamiento con el fin de mantener las bases operativas durante el año, además del mantenimiento a la señalización marítima antártica, trabajos de hidro-oceanografía, tareas de búsqueda y rescate, entre otros.

Remolcador de flota ATF Galvarino Foto Armada de Chile

La unidad en su zarpe desde el puerto de Punta Arenas. Foto: Armada de Chile

En su segundo despliegue de la Campaña Antártica 2022/2023, que se extenderá hasta el 1 de marzo, la unidad, además de sus tareas logísticas, ejecutará el retiro de la basura de las bases antárticas, cumpliendo de esta manera a cabalidad con los estrictos protocolos de protección del medio ambiente antártico enmarcados en el Protocolo de Madrid.

El buque, conocido como el Rinoceronte del Pacífico, apoyará también a especialistas en Faro del Centro Zonal de Señalización Marítima de Punta Arenas quienes embarcaron en la unidad y realizarán estudios en terreno y mantenimiento y renovación de equipos de señalización marítima en el Territorio Chileno Antártico.

Un rol fundamental

La Armada de Chile y en particular la Tercera Zona Naval mantiene un permanente accionar en el territorio blanco a través de las campañas antárticas que se han desarrollado ininterrumpidamente en el transcurso de los últimos años.

Cada uno de estos apoyos marca un importante hito en las tareas institucionales, en donde las labores de sostenimiento logístico resultan fundamentales para las distintas operaciones nacionales e internacionales en la Antártica.

ATF 66 Galvarino en la Antu00e1rtica enero del 2022 Foto Armada de Chile

El remolcador operando en el continente blanco. Foto: Armada de Chile

El comandante del Galvarino, capitán de corbeta Francisco Macchiavello, explicó que en la comisión “tendremos el rol de salvaguardar la vida humana en el mar, hacer mantenimiento a la señalización marítima que se encuentra en ese territorio y dar apoyo logístico a las bases, y de esta manera reafirmar la presencia y la soberanía nacional en ese territorio”.

Como parte del despliegue, el remolcador asumirá el 23 de enero como buque de servicio de la Patrulla Antártica Naval Combinada (PANC). Esta actividad se realiza desde 1998 junto a la Armada Argentina y su propósito es resguardar la seguridad del tránsito marítimo en la zona, proteger el medio ambiente y entregar asistencia a buques que sufran emergencias.

Fuerte como un roble

El ATF-66 Galvarino es un remolcador de la clase Veritas construido en los astilleros Aukra Bruk A/S y entregado en 1974 a la empresa noruega Maersk. Bautizado con el nombre Maersk Traveller, este buque fue comprado por la Armada de Chile el 20 de noviembre de 1987 y rebautizado con el nombre del guerrero mapuche Galvarino que significa fuerte como un roble.

El buque tiene 58,3 metros de eslora, 12,2 metros de manga, 5,6 metros de calado y desplaza 1.800 toneladas. Posee una potencia de maquinaria de 5.300 hp y alcanza una velocidad máxima de 12,2 nudos.

Remolcador Galvarino Campau00f1a Antu00e1rtica 2022 2023 Foto Armada de Chile

El remolcador en su primer despliegue de la Campaña Antártica 2022/2023. Foto: Armada de Chile

La unidad prestó servicios desde su llegada al país hasta diciembre de 1998 en la Tercera Zona Naval con puerto base en Punta Arenas como parte de la Flotilla Antártica. El 1 de enero de 1999 fue reasignado a la Escuadra Nacional como buque auxiliar y de apoyo logístico. En enero del 2022 fue redestinado a la Tercera Zona Naval como reemplazo del ATF-67 Lautaro.

El ATF-66 Galvarino estuvo en reparaciones desde febrero del 2018 en las instalaciones de Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar), trabajos que incluyeron la recuperación de los motores y la caja de engranajes, y que finalizaron en la planta Talcahuano a mediados del 2021.



Recomendamos


Lo más visto