menú responsive
ESPAÑA | Armada
-/5 | 0 votos

La DGAM tomará una decisión a finales de 2019

Técnicas Reunidas y Abengoa completan con éxito sus sistemas AIP para el S-80

Recreación digital del submarino S-80. Foto: Navantia

Recreación digital del submarino S-80. Foto: Navantia

11/10/2018 | Madrid

B. Carrasco

El programa para dotar al submarino S-80 de la Armada española de un sistema de Propulsión Independiente del Aire (AIP) empieza a ofrecer resultados positivos. Las dos empresas involucradas -Técnicas Reunidas y Abengoa- han presentado durante este año sus propuestas y mostrado la viabilidad de sus prototipos, según confirmaron fuentes del sector a Infodefensa.com.

La Dirección General de Armamento y Material (DGAM) puso en marcha en su día un estudio para reducir el riesgo del desarrollo de la AIP y encargó a estas dos compañías el diseño de una solución viable basada en un reformador de bioetanol, que genera hidrógeno, y una pila de combustible.

Técnicas Reunidas completó a principios de este año un prototipo a escala 1:12 que superó de forma satisfactoria todas las pruebas efectuadas, mientras que Abengoa mostró el pasado mes de septiembre en unos ensayos realizados en Cartagena que su propuesta de reformador a tamaño real funciona correctamente y resulta compatible con el submarino.

Las fuentes consultadas por este medio destacan que las dos soluciones cumplen con los requisitos marcados por la oficina del programa en la DGAM. En este punto, la dirección del proyecto ha decidido iniciar una segunda fase en la que ambas empresas deberán demostrar la madurez técnica de sus desarrollos, con la vista puesta en la selección final del sistema a finales de 2019.

Por lo tanto, las compañías tienen por delante algo más de año para perfilar su propuesta. Por un lado, el trabajo de Técnicas Reunidas estará centrado en el diseño de un prototipo a tamaño real y, por otro, Abengoa pondrá el foco en la 'navalización' de su sistema probado recientemente.

La AIP seleccionada para los submarinos S-80 es un desarrollo tecnológico complejo, puesto que a día de hoy no existe nada similar en otras marinas del mundo. Básicamente, el gran reto ha sido la fabricación de un reformador de bioetanol que produzca hidrógeno en la cantidad y pureza necesaria para alimentar la pila de combustible.

Mayor autonomía

 

Esta solución innovadora proporcionará al submarino la propulsión necesaria para permanecer sumergido durante periodos de hasta 15 días, sin que sea necesario obtener oxígeno de la superficie, lo que lo convertiría en el submarino no nuclear con mayor autonomía.

Cabe recordar que los retrasos en el desarrollo de esta tecnología provocaron que el Ministerio de Defensa apostara en 2016 en la revisión de diseño crítico (CDR) del submarino por desligar el programa de obtención de la propulsión AIP del programa de construcción del resto del buque.

La principal consecuencia de esta decisión es que los dos primeros submarinos de la serie -Isaac Peral (S-81) y Narciso Monturiol (S-82)- no contarán con el nuevo sistema, sino con una propulsión diésel convencional. No obstante, Defensa explicó que tantos los buques como el futuro sistema AIP estarán diseñados para facilitar la instalación durante la primera gran carena.

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje