menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

IV Simposio Internacional de Seguridad y Defensa Perú 2018

F. Pérez (ETSiT) defiende una evolución de los C2 hacia sistemas inteligentes

Félix Pérez habla sobre sistemas inteligentes C2, internet militar, sistemas distribuidos y la veloz tecnología civil. Foto: MGP

Félix Pérez habla sobre sistemas inteligentes C2, internet militar, sistemas distribuidos y la veloz tecnología civil. Foto: MGP

13/09/2018 | Lima

Peter Watson

El futuro de los sistemas de mando y control fue el tema designado para la disertación del director de ETSiT de la Universidad Politécnica de Madrid, Félix Pérez Martínez, durante el IV Simposio Internacional de Seguridad y Defensa Perú 2018, llevado a cabo en Lima entre el 21 y 24 de agosto, bajo el auspicio de la Escuela Superior de Guerra Naval de la Marina de Guerra del Perú.

ETSiT significa Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación. Entre otros, Pérez es catedrático de Señales, Sistemas y Radiocomunicaciones en la ETSiT.

Al referirse a futuro, Pérez indicó que se refiere a la siguiente generación de sistemas C2, la exposición es en sí un ejercicio especulativo. El contexto operacional será lo que defina cómo serán los nuevos sistemas de comando y control, en un inevitable marco de transformación digital de la seguridad y defensa. Pérez resaltó que la diferencia básica entre los sistemas C2 actuales y los futuros, es que actualmente hay apenas inteligencia de por medio, concentrándola en los sistemas de información. Un aspecto fundamental que va a cambiar, la inteligencia va a estar mucho más distribuida, los sensores y redes también serán inteligentes.

La importancia de la información

 

El mando y control (C2) es el ejercicio de la autoridad y dirección, por un mando específicamente designado para ello, sobre las fuerzas que le han sido asignadas para el cumplimiento de la misión. El sistema C2 es aquello que se coloca entre el escenario de crisis o conflicto y los sistemas de armas o actuadores a disposición.

Enfatizó el expositor que se debe extraer información del escenario, procesarla para convertirla en conocimiento, teniendo en cuenta que información y conocimiento no son lo mismo y, a partir del conocimiento, evaluar y tomar decisiones para controlar los sistemas de armas en consecuencia o emprender algún otro tipo de acción, en función de la misión.

Muchas de las actividades humanas tienen este tipo de actividades y muchas organizaciones civiles trabajan con el mismo esquema. “No es algo específico del mundo militar”, agregó.

Actualmente, se utilizan un conjunto de sensores para obtener información, un conjunto de redes para interconectar y transmitir, y sistemas de información. Las tecnologías de la información y comunicaciones hacen que las informaciones y las redes sean cada día más complejas.

Globalización y escenarios distintos

 

Las amenazas la representan la globalización, cambios demográficos y de entorno, descomposición de algunos Estados, propagación de ideologías y movimientos radicales, nuevos entornos de conflicto (ciberespacio), y la escasez de algunos recursos. La resultante es que el escenario de conflicto es distinto, no serán solamente conflictos convencionales sino también conflictos asimétricos de creciente sofisticación y conflictos híbridos, librados simultáneamente en ámbitos civiles y militares, entre tecnologías militares y civiles. Éstos últimos se han puesto de moda en el marco teórico, después del conflicto de Ucrania.

Los futuros sistemas de mando y control (C2 o C4ISR) tienen que hacer cosas diferentes a los actuales. Por ejemplo, permitir a usuarios a distancia el analizar la información en un contexto más amplio, con herramientas más potentes, mayor capacidad para tomar decisiones. Los usuarios locales podrán recibir asesoría sobre las medidas a tomar y recibir retroalimentación entre usuarios locales y remotos para tomas de decisiones coordinadas.

Pérez Martínez señaló que el concepto NEC (Network Enabled Capability) abarca esa capacidad para compartir información disponible, un marco conceptual y técnico para integrar eficazmente sensores, armas, puestos de mando y control, y otras entidades, para recolectar data de múltiples fuentes, civiles y militares, procesarla y difundirla de tal manera que los usuarios dispongan de la información necesaria y oportuna, casi en tiempo real, para una eficaz toma de decisiones.

Detrás del concepto NEC, los académicos ven la denominada ‘Internet Militar’, puesto que la red que resuelve la problemática planteada es el internet.

El avance de la tecnología

 

En cuanto al contexto tecnológico, el ponente recordó que las tecnologías de la información y conocimiento (TIC) nace con la digitalización, cuando se procesan digitalmente las señales, allá por los años 1970s, produciendo convergencia entre electrónica, comunicaciones e informática.

De ahí se origina la microelectrónica y en línea con la Ley de Moore, cada 18 meses se producen chips con el doble de prestaciones, la mitad de consumo y la mitad de costo. Ello es exponencial y se ha sostenido desde los 70. Cada siete u ocho años, los dispositivos tienen un orden de magnitud más de capacidad de proceso, consumen un orden de magnitud menos de energía y cuestan un orden de magnitud menos. Los nuevos circuitos serán tridimensionales y la Ley de Moore seguirá adelante. Dentro de diez o 15 años aparecerá la tecnología cuántica, barriendo nuevamente limitaciones de espacio en los dispositivos.

En los 80 aparece el computador personal e internet, entre los 80 y 90. Luego en los 2000 la conectividad total, las comunicaciones móviles. En la década actual aparece el terminal inteligente, el acceso universal, en tiempo real a la información, con una enorme capacidad de procesamiento. La sociedad se ha transformado radicalmente de camino a la sociedad digital, la sociedad del conocimiento.

Pérez destacó que el denominado ecosistema digital con su globalización, transversalidad, estandarización, enorme escalabilidad, adaptabilidad y eficiencia genera nuevos modelos de negocio, que va transformando todos los sectores, incluyendo la seguridad y defensa: La defensa inteligente, donde la delantera a llevan las Fuerzas Armadas de Singapur. La revolución tecnológica mundial se está haciendo en los países del Asia Pacífico.

El futuro

 

Las características que tendrán los futuros sistemas de comando y control son estructura descentralizada, actualmente muy centralizados. En el primer despliegue español a Afganistán, un jefe militar llegó a tener seis sistemas C2 que no eran interoperables. Ello porque los sistemas son plataformas propietarias. En España cada instituto armado tiene su C2, fabricado por empresas distintas y no son interoperables. La OTAN lo ha “resuelto” mediante la federación de sistemas, un proceso muy lento. El futuro es un sistema distribuido.

Otras características son la escalabilidad, transnacionalidad e interconexión externa. También el incremento exponencial de las capacidades de transmisión (ancho de banda), calidad del servicio y el inevitable uso de tecnologías civiles (dual, que abaratan mucho los costos) que avanzan a gran velocidad.    

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje