El Ejército del Aire español completa con éxito la integración en los F-18 de su primer misil de crucero
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Aire >

El Ejército del Aire español completa con éxito la integración en los F-18 de su primer misil de crucero

Misi1
|

29/05/2009 (Infodefensa.com) - El Ejército del Aire ha completado con éxito la integración de su primer misil de crucero en un cazabombardero EF-18 A después de superar las pruebas operativas del Taurus KEPD-350, recientemente adquirido por España, en el polígono de tiro de Overberg (Sudáfrica).

Las pruebas, que incluyeron el disparo de dos misiles operativos, se realizaron durante el mes de mayo en el marco de la denominada operación "Cruz del Sur" que incluyó el despliegue hasta ese campo de tiro de cuatro aviones EF-18, junto a distinto personal de apoyo, en total cerca de 70 personas, técnicos y autoridades.

Según un comunicado de prensa recogido por Infodefensa.com, el Ejército del Aire considera que la operación ha supuesto un desafío, no sólo por la complejidad del proceso de integración del arma, sino por la dificultad del despliegue y repliegue de los cazas - más de 8.500 kilómetros con escala en Libreville (Gabón), una de los más largos que han realizado desde que fueron adquiridos por España.

En septiembre del año pasado, el Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire adjudicó a la empresa surafricana OTB, división de la compañía DENEL, estas pruebas del misil por 631.359 euros por procedimiento ordinario sin publicidad.

width=382Doble desafío

Los responsables del Ejército del Aire consideraron el polígono de Overberg como el más idóneo, "al cumplir ampliamente con los requisitos operativos y de seguridad exigidos. Además, ha sido también sede de los ensayos realizados por otras Fuerzas Aéreas de nuestro entorno como Alemania e Italia".

En la operación, además de los aviones de caza EF-18, han intervenido aviones de apoyo, desarrollando misiones de reabastecimiento en vuelo (B-707), transporte de personal y material (C-130 y C-295) y de búsqueda y salvamento (Fokker F-27).

Tras la finalización de la fase de despliegue se efectuaron varios vuelos de ensayo y comprobación que culminaron en el lanzamiento de 2 misiles operativos, con resultados totalmente satisfactorios.

La operación "Cruz del Sur" ha permitido al Ejército del Aire español, por un lado constatar que dispone de una gran "capacidad expedicionaria", al poder proyectar y operar la Fuerza en escenarios lejanos y, por otro, la utilización de un arma que puede ser lanzada a gran distancia fuera del alcance de las defensas aéreas enemigas y que es capaz de batir con gran precisión un objetivo fuertemente defendido, evitando daños indeseados. Muy pocos países disponen de misiles de crucero similares.

Misil Taurus

El misil Taurus (Target Adaptive Unitary and dispensor Robotic Ubiquity System / Kinetic Energy Penetrator and Destroyer, KEPD-350) pertenece a la última generación de misiles aire-superficie de crucero de alcance medio. Aglutina los más modernos sistemas de navegación, localización y ataque de objetivos; al mismo tiempo su diseño disminuye la "firma radar" para no ser detectado.

Una vez lanzado, el misil vuela a alturas extremadamente bajas (30 m) propulsado por un pequeño motor turbofan capaz de alcanzar Mach 0.9 (aprox. 1.000 Km/h).

Los misiles españoles lanzados en Sudáfrica corresponden a la variante Taurus TOM (Telemetry Operational Missile) y se han construido a partir de dos misiles reales, a los que se ha retirado la cabeza de guerra penetradora, instalándose un kit de instrumentación con dos funcionalidades: monitorización y transmisión en tiempo real mediante telemetría de parámetros internos del misil, y posibilidad de destrucción del misil mediante un sistema de terminación de seguridad.

El misil posee capacidad furtiva, su radio de alcance es de 500 kilómetros y está provisto de un motor turbofan capaz de alcanzar Mach 0,9. Cuenta con una cabeza de guerra tipo Mephisto de 500 kilos diseñada para penetra hasta cuatro metros de hormigón reforzado, lo que le hace un arma perfecta contra búnkeres, refugios y objetivos reforzados. Puede ser utilizado desde cazas Eurofighter Typhoon, Panavia Tornado, Saab Gripen y F/A-18 Hornet.

El misil ha sido adquirido hasta ahora por las Fuerzas Armadas de Alemania y España. Entró en servicio en La Fuerza Aérea alemana -que piensa adquirir 600 unidades- al ser incorporado el 21 de diciembre de 2005 a los aparatos Tornado del Ala 33 de Combate con base en Cochern.

width=250Sener contratista principal

En octubre de 2007, la compañía española Sener puso a disposición del Ejército del Aire español de dos primeros misiles KEPD 350 como paso previo a que fueran probados en los EA-18 A para comprobar su funcionamiento antes de ser oficialmente certificados.

El Gobierno español adquirió a finales de 2005 un total de 43 misiles KEPD 350 por un valor global de 57,39 millones euros a través de Sener como contratista principal. El programa incluye además de los misiles, sistemas de planificación de misión y de su integración en las unidades -tanto los F-18 como los EF-2000- y dos misiles para entrenamiento en tierra, así como apoyo logístico.

Sener se ha encargado también de la fabricación del sistema de control, equipamiento y mantenimiento. Ha contado para ello con la ayuda de otras empresas españolas como Elcan, Mecanizados Escribano, Einsa, Ina Ibérica, Tecnologías Reunidas para Defensa o Sevilla Control. El contrato está generando 30 puestos de trabajo directo.

El Consejo de Ministros explicó la decisión de adquirir estos misiles Taurus ante "la necesidad del Ejército del Aire de disponer de un misil de largo alcance (más de 300 kilómetros) que permita batir a larga distancia con precisión objetivos fuertemente protegidos y reducir de manera significativa la posibilidad de derribo de la aeronave lanzadora".

El sistema de misiles es propiedad de la compañía Taurus Systems, una empresa conjunta participada por EADS y LFKL en un 67% y Saab Bofors Dynamics en otro 33%.



Recomendamos