Una gran afluencia de público y el apoyo institucional marcan el segundo día de Feindef 2021
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
especial-feindef-2021-portada >
Feindef 2021

Una gran afluencia de público y el apoyo institucional marcan el segundo día de Feindef 2021

Los drones y sus aplicaciones militares centraron el ciclo de conferencias con una mesa moderada por IDS
Casteleiro en Feindef 2021 en el estand del FCAS Foto NGP
Casteleiro en Feindef 2021 en el estand del FCAS. Foto: NGP.
|

Feindef 2021 cerró su segundo día de feria con una estrella indiscutible, la secretaria de Estado de Defensa (Sedef), Esperanza Casteleiro, y lo fue porque estuvo en todas partes, dio igual el tamaño del stand o la importancia de la empresa, ella pasó por allí. Ya lo había hecho el día anterior, pero su presencia se vio eclipsada por la de su jefa, la Ministra de Defensa, Margarita Robles, se llevó todos los fotos. Hay otros que también han estado en todas partes, el primero en todas el director general de Armamento y Material (DiGAM), almirante Santiago González, pero tampoco era el único, el nuevo jefe de estado mayor del Ejército de Tierra (JEME), general de Tierra Amador Enseñat y Berea, también se pateó la feria de norte a sur y de este a oeste, sus homólogos en Aire y Mar también estuvieron presentes y activos.

Otro de los incondicionales fue el jefe del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra (MALE), teniente general Fernando Miguel García y García de las Hijas, que no solo pisó y repisó la alfombra del evento de arriba a abajo, sino que incluso participó en las presentaciones de algunos productos apoyando a la industria allí donde se le llamó.

Y con ellos ha habido más generales, coroneles, tenientes coroneles… y de ahí para abajo, cuanto más abajo menos visibles en las fotos pero más veloces por los pasillos y los estands institucionales. Y cuanto más arriba más protocolarios y con más responsabilidad, más lentos en sus paseos, hablando en mil idiomas al mismo tiempo y siempre rodeados de uniformes extranjeros, enfrascados en reuniones bilaterales con otros países para apoyar a nuestra industria o firmar acuerdos, visitando los estands para ponerse al día de las últimas tecnologías y saber qué es lo mejor para cubrir las necesidades de sus hombres y mujeres. En resumen, la parte institucional funcionó y lo hizo muy bien.

DGAM Santiago Gonzalez en Feindef 2021 Foto NGP

El almirante Santiago González en Feindef 2021. Foto: NGP.

La otra parte, la empresarial, no se quedó atrás: firmas de acuerdos, reuniones con delegaciones, despliegues de sonrisas en cualquier idioma y mucha, mucha mano izquierda para repetir una y otra vez la lección ante cada uno de los que llegasen, tuvieran galones o no, vaqueros o corbata.

La apuesta por seguir el refrán de “la unión hace la fuerza” continuó y al preguntarles por esa necesidad todos sin excepción señalaban a sus carteles anunciadores. Allí podía verse, pocos eran los estands en cuyas fachadas no había nombres de empresas que no eran la que exponía, muchos porque iban en alianza, el resto porque tenían programas conjuntos. Lo tienen claro, solos no van a ningún lado y juntos son más fuertes. Incluso había reuniones a tres y cuatro bandas con delegaciones extranjeras, lo que daba, al menos en imagen, una muestra de que esa necesidad de unidad no son solo palabras. En cuanto al balance, preguntaras donde preguntaras se ponían serios y confesaban “bien, muy bien” al mismo tiempo que hacían un gesto abarcando a toda la gente que había. Que esa es otra, público hubo en cantidad, normalmente en las ferias el primer día suele ser masivo y de ahí en adelante baja, aquí no ha pasado eso, el segundo fue, por lo menos, igual que el primero con una diferencia, la gente ya no estaba pendiente de la inauguración política del evento y sí del negocio.

En la parte organizativa hubo carencias, como el día anterior, muchas cosas mejoraron, otras no. Trabajar en la feria con internet siguió siendo misión imposible, aunque el streaming de las conferencias se arregló y los medios pudieron emitirlas en directo por fin sin interrupciones.

Las conferencias tuvieron una gran acogida, fue el día de los drones, con dos mesas específicas en las que expertos del sector, moderados en uno de los casos por el analista de IDS general Alberto Corres. Se habló de la importancia de estos sistemas en la defensa y la seguridad de un país y se hizo desde todos los puntos de vista posibles, desde capacidades hasta sostenibilidad,

En la exposición, las grandes máquinas marcaron la diferencia, todos querían una foto ante el VCR 8x8 o el helicóptero Tigre, cuyo comandante dio más entrevistas que muchos CEO de empresa. Los americanos, que el primer día habían aguantado estoicamente en su recinto, se echaron fuera a ver que había en los demás, sombreros tipo caballería montada pero en negro sobre uniforme mimetizado se podían ver de un lado a otro admirando el material de la industria española. No eran la única nota de color, los árabes de próximo oriente dejaron sus abayas doradas y hiyabs blancos del primer día a un lado y se calzaron la corbata para visitar a las empresas, pero los africanos, sin embargo, mantuvieron sus impolutos uniformes verde oscuro, igual que los de medio y extremo oriente. También se mantuvieron uniformados los latinoamericanos, cuya cercanía cultural se notaba en cada encuentro.

El ambiente era tal que cuando la feria apagó las luces a las 18 horas en punto las quejas se oyeron en el recinto, decenas de corrillos y prácticamente todos los estands seguían en plena ebullición y costó hacer caso a los guardias de Prosegur que intentaban pastorear a la gente hacia las salidas. Una pena en un buen momento para los negocios, pero… aún queda el viernes.



Recomendamos

Lo más visto