Nicaragua reclama por el aumento de patrullajes salvadoreños en el golfo de Fonseca
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

Nicaragua reclama por el aumento de patrullajes salvadoreños en el golfo de Fonseca

Patrullero Metal Shark Defiant 85 El Salvador
El patrullero Defiant 85 de El Salvador estuvo involucrado en la supuesta incursión a aguas nicaragüenses. Foto: Ministerio de Defensa de El Salvador
|

El ministro de Defensa de El Salvador, vicealmirante René Merino, confirmó que se había aumentado los patrullajes navales en el Golfo de Fonseca, zona en la costa del Pacífico centroamericano que también se comparte con Honduras y Nicaragua, pero esta última nación protestó por dichas maniobras.

Merino aseguró que el Ejército de El Salvador sigue presente en el Golfo de Fonseca para “hacer valer la autoridad de El Salvador”, ante los reclamos territoriales que hizo Honduras, respaldado por el régimen de Daniel Ortega, en Nicaragua.

Por su parte, el canciller de Nicaragua, Denis Moncada, en una carta enviada a su homóloga salvadoreña, Alexandra Hill, expresó "la más enérgica protesta por la violación al espacio marítimo nicaragüense por parte de buques militares artillados de la Fuerza Naval de El Salvador".

Versión nicaraguense 

Según las fuentes nicaragüenses, el viernes anterior, dos buques militares salvadoreños, identificados como PM-10 y PM-15, precisamente el patrullero costero Metal Shark Defiant 85 recibido en 2021, incursionaron, uno en la mañana y otro por la tarde, a 26,1 y 50 millas náuticas, respectivamente, al suroeste de la costa de Punta Cosigüina, extremo noroeste del Pacífico de Nicaragua.

Más tarde, un buque militar artillado identificado como PC-01 pasó por la mañana a 28,93 millas náuticas al suroeste de Punta Cosigüina. Horas después del mismo sábado, una lancha rápida artillada del tipo Boston Whaler salvadoreña se posicionó a 31,17 millas náuticas al suroeste del mismo punto, sostuvo el ministro.

"Todos esos medios navales incursionaron en el espacio marítimo jurisdiccional de Nicaragua con personal militar portando deliberadamente armamento en actitud provocativa e incluso deteniendo su marcha durante varias horas en la zona indicada", agregó Moncada.

El canciller nicaragüense  dijo que dos guardacostas de la naval nicaraguense se acercaron y cuestionaron a la tripulación la presencia de los buques, a lo que respondieron que navegaban en "aguas en disputa". Según la misiva enviada a la canciller Hill, luego cambiaron su versión y dijeron a los guardacostas nicaragüenses que eran ellos quienes navegaban "en aguas de El Salvador".

"Nicaragua rechaza enérgicamente la violación a su soberanía por parte de la República de El Salvador", reiteró Moncada. Reiteró que Managua ha sido respetuosa del derecho internacional, principalmente en los asuntos relativos a la definición de sus espacios limítrofes, tanto en el Mar Caribe como en el Océano Pacífico.

Managua llamó al Gobierno salvadoreño a "retomar los esfuerzos de mantener los espacios marítimos en el Golfo de Fonseca y en el Océano Pacífico, como zonas de paz, desarrollo sostenible y seguridad".

El origen de la discordia

El golfo de Fonseca ha sido históricamente una fuente de tensiones entre El Salvador y Honduras. El pasado 27 de octubre, Honduras se alió con Nicaragua para reafirmar su soberanía nacional en este espacio marítimo, al firmar un acuerdo bilateral que denominó Tratado Integracionista Bicentenario del Golfo de Fonseca.

El Salvador, sin embargo, rechazó formar parte de este acuerdo, según declaró el Ministerio de Relaciones Exteriores el 13 de diciembre de 2021. Por su parte, el ministro Merino respaldó esta postura y aseguró que la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) se mantendrá en el Golfo de Fonseca.

Aseguró que el tema del Golfo de Fonseca "le corresponde directamente a la parte diplomática", y recalcó que las Fuerzas Armadas están "totalmente subordinadas al Ministerio de Relaciones Exteriores".

Además, le restó credibilidad al acuerdo, diciendo que en el momento en que se presentó este hecho fue un período en que ambos países se encontraban en propaganda por elecciones presidenciales. Hay que recordar que el acuerdo entre Honduras y Nicaragua fue suscrito, por la parte hondureña, por el expresidente Juan Orlando Hernández, pero la actual presidenta, Xiomara Castro, quién asumió el pasado 27 de enero, aún no ha expresado su posición al respecto.

El Golfo de Fonseca es una entrada de agua de 3.200 kilómetros cuadrados, localizado justo al centro del Pacífico centroamericano. Es un punto estratégico a nivel militar, comercial, y hasta en la realización de actividades criminales, como el narcotráfico.

A diferencia de Nicaragua, que cuenta con 352 kilómetros de costa sobre el Pacífico, y El Salvador, con 307 kilómetros, para Honduras el golfo es su única salida a ese océano.

Sin embargo, la jurisdicción de esta salida es compartida por los tres países por mandato de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, de acuerdo con la resolución del 11 de septiembre de 1992.

En dicho fallo, la CIJ determinó que tanto El Salvador como Honduras tienen soberanía exclusiva sobre una franja de tres millas náuticas a partir de su costa, pero adjudicó la administración del resto de las aguas del golfo a las tres naciones que lo comparten.



Recomendamos


Lo más visto