Rusia confirma el uso de armas termobáricas en Ucrania, según Londres
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Guerra de Ucrania >

Rusia confirma el uso de armas termobáricas en Ucrania, según Londres

El Ministerio de Defensa británico afirma que Moscú ha reconocido el uso de estos cohetes especialmente devastadores para las personas
|

Rusia añade un grado más a la letalidad de su ofensiva en Ucrania. Según su Ministerio de Defensa están utilizando en su ataque cohetes termobáricos lanzados con el sistema TOS-1A. Esta arma fue desarrollada durante la época soviética como lanzacohetes múltiple sobre el chasis de un carro de combate T-72 al que generalmente se alimenta de proyectiles con ojivas termobáricas. Los efectos de las explosiones que producen las también llamadas bombas de vacío se multiplican por su particular forma de actuar. En un primer momento, este tipo de proyectil pulveriza el aire con un combustible que posteriormente detona ocasionando una onda explosiva más amplia y con una mayor temperatura que las bombas convencionales, lo que incrementa notablemente los daños en las personas que se encuentran en el entorno.

No se trata de un arma ilegal, pero la devastación de la que es capaz ha llevado a que su uso resulte muy controvertido, explica la cadena Radio Free Europe / Radio Liberty (RFE/IL), financiada por el Gobierno estadounidense. El uso de este arma en el teatro ucraniano, que inicialmente fue empleada por Estados Unidos en la guerra de Vietnam, ha sido revelado por el Ministerio de Defensa de Reino Unido, que a su vez asegura que el Ministerio de Defensa ruso “ha confirmado el uso del sistema de armas TOS-1A en Ucrania”, y precisa que el TOS-1A “usa cohetes termobáricos, creando efectos incendiarios y explosivos”.

Empleadas por EEUU en Afganistán

La cadena RFE/IL reconoce que Estados, además de haber utilizado estas armas en Vietnam, las ha empleado más recientemente también en Afganistán para tratar de eliminar al enemigo en las cuevas de las montañas donde se ocultaba.

Rusia también usó estas armas en 1999 en Chechenia, lo que llevó a Human Rights Watch a condenarlo, y también hay informes de haberlas utilizado en Siria, en favor del régimen de Bashar al-Assad, con quien colabora Moscú.

El Pentágono, por su parte, no ha podido verificar que Rusia esté empleando armas termobáricas dentro de Ucrania, si bien ha confirmado que sí ha detectado los sistemas lanzadores sobre el terreno, aunque “también pueden disparar otros proyectiles”, según aclaró un portavoz el jueves. 



Recomendamos


Lo más visto