El primer VCR 8x8 de serie ya está listo para las pruebas de calificación
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >

El primer VCR 8x8 de serie ya está listo para las pruebas de calificación

El Ministerio de Defensa, el Ejército de Tierra y Tess finalizan la fase de diseño del VCR 8x8
Programa 8x8 dragon
Una de las sesiones de la Revisión de Diseño Crítico (CDR). Foto: Ministerio de Defensa
|

El primer Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8x8 Dragón de serie ya ha salido de la línea de montaje. GDELS-Santa Bárbara Sistemas, Indra Sistemas, Escribano Mechanical and Engineering y Sapa Operaciones, empresas que forman Tess Defence, han completado en la planta de Alcalá de Guadaíra la integración de la primera unidad de producción del blindado del Ejército de Tierra español y comenzarán en las próximas semanas pruebas de movilidad y de homologación para la familia de vehículos.

Este vehículo forma parte del primer lote de siete de la variante de zapadores (VCZ) que Tess Defence tiene previsto poner a disposición de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) antes de final de año. El programa VCR 8x8 contempla en la primera fase la producción de 348 vehículos los próximos cinco años, hasta 2017, con un presupuesto que asciende a los 2.100 millones de euros.

De forma paralela, el programa acaba de superar un hito clave. El Ministerio de Defensa, el Ejército de Tierra y Tess Defence han finalizado la fase de diseño del blindado con la aprobación de la revisión crítica de diseño (Critical Design Review, CDR por sus siglas en inglés). La aprobación de la CDR permite iniciar las pruebas para la calificación del vehículo.

Vehículo maduro

"El objetivo principal de la CDR es demostrar que el diseño del sistema de sistemas que es el vehículo en sus versiones de combate de infantería (VCI) y zapadores (VCZ) está lo suficientemente maduro como para iniciar el proceso de fabricación y pruebas", señala el ministerio en una nota.

El diseño final del Dragón fue aprobado en una serie de sesiones plenarias que tuvieron lugar a finales del pasado mes de julio en las instalaciones de Tess Defence en Madrid y en la fábrica de Alcalá de Guadaira de Santa Bárbara Sistemas. La última, el 28 de julio, estuvo presidida por el subdirector general de Programas del Ministerio de Defensa, general de división José Antonio Gutiérrez Sevilla.

En estas sesiones, aparte de los miembros del Ministerio de Defensa, el Ejército de Tierra, y Tess Defence, participaron las cuatro empresas que conforman esta última empresa. El programa pretende alcanzar el objetivo del 70% de participación de la industria nacional en la fase de desarrollo y producción del VCR 8x8, además de mantener y gestionar la Autoridad de Diseño del vehículo y sus sistemas en poder de Tess y las empresas que la conforman, asegurándose en el futuro la capacidad y autonomía para el apoyo a su ciclo de vida. 

Más de 250 ingenieros y 11.000 páginas 

Las sesiones pusieron el punto final a un proceso en el que han trabajado desde finales de 2021 de forma directa más de 250 ingenieros. Las empresas han remitido en este tiempo al ministerio más de 300 documentos para revisión, con más de 11.000 páginas de contenido. También se han celebrado numerosas reuniones para clarificación de diferentes aspectos de índole técnica.

El departamento que dirige Margarita Robles destaca "la excelente coordinación, colaboración y sintonía de todos los participantes del Ministerio de Defensa que han aportado con rigor y criterio técnicos comentarios, cuestiones y propuestas, con el fin de poder disponer del mejor diseño de los vehículos blindados de ruedas", así como "el esfuerzo de Tess Defence, y las compañías que la conforman, para cumplimentar este hito técnico, que resulta ser realmente demandante por la complejidad del Sistema de Sistemas que es el vehículo VCR 8x8 Dragón".

8x8 Dragon en El Viso de Escribano 2VCR 8x8 Dragón. Foto: Escribano

Un blindado español, con vocación de exportación

Este proyecto nace con una clara vocación de exportación, resalta Defensa, que permitirá posicionar internacionalmente a la industria española de Defensa en un mercado altamente competitivo. "Este desarrollo, totalmente español, aporta a la industria nacional soberanía tecnológica sobre un sistema de carácter estratégico que representa un factor prioritario en el sector de la Defensa de cara a su proyección, tanto interior como exterior, fomentando el desarrollo de industrias tecnológicas propias", apunta el ministerio.

El efecto multiplicador y de innovación recaerá principalmente sobre las comunidades autónomas de Asturias, Madrid, País Vasco y Andalucía, dónde están localizadas las fábricas de las industrias participantes. No obstante, matiza el departamento, "su potencial tractor generará una expansión de la actividad económica con una repercusión directa en la creación de empleo cualificado en España (aproximadamente 8.750 puestos de trabajo entre directos, indirectos e inducidos durante la duración prevista de la ejecución del contrato)".






Recomendamos


Lo más visto