La Guardia Civil invierte 2,1 millones en renovar las cámaras de vigilancia de sus embarcaciones
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Contratación >

La Guardia Civil invierte 2,1 millones en renovar las cámaras de vigilancia de sus embarcaciones

Los nuevos sensores permitirán mejorar la detección de pateras y narcolanchas
Patrullera rio segura
Patrullera Río Segura. Foto: Guardia Civil
|

La patrulleras del Servicio Marítimo de la Guardia Civil recibirán modernos sensores optrónicos que permitirán mejorar la detección e identificación tanto de pateras como de narcolanchas. El Instituto Armado ha lanzado una licitación para la compra de sistemas de este tipo para sus embarcaciones con un presupuesto de más de dos millones de euros.  

El sistema optrónico estará compuesto por cámara infrarroja (Flir), cámara visible (Cmos), soporte para los sensores con posicionamiento de gran precisión, interfaz para operar con el GPS y el radar, equipos de registro y visualización en el puesto de operación, y telémetro. Este último es opcional. Deberá detectar una patera a 22 km en buenas condiciones meteorológicas y a 6,5 km con mal tiempo y una lancha semirrígida, como las empleadas por los narcotraficantes, a 23 km con mar en calma y cielo despejado y también a 6,5 km en condiciones limitadas. 

Los sensores serán instalados en las patrulleras oceánicas, de altura y de tipo medio. La previsión es comprar seis sensores entre 2023 y 2025, dos cada año. El precio por unidad establecido es 350.000 euros, que incluye el conjunto de sensores, sus equipos asociados y la instalación en el barco.  

Equipos actuales obsoletos 

La Guardia Civil argumenta que los nuevos sensores son necesarios para sustituir a los equipos que llevan las embarcaciones, obsoletos ya. “Los sensores optrónicos disponibles actualmente en las embarcaciones presentan un elevado grado de obsolescencia, situándose la mayoría al final de su ciclo de vida útil sin haberse abordado durante años su reposición”, detallan los pliegos.  

También apunta a que los avances tecnológicos, como la tecnología IP, resolución HD o estabilización, obligan a la renovación. “La evolución tecnológica que se está produciendo en este tipo de sensores obliga, tanto desde el lado de su sostenimiento como del de su mejora de características y prestaciones, a realizar un seguimiento continuado de las nuevas tecnologías y capacidades que la industria va ofreciendo en este ámbito”. 

El principal objetivo, subraya, es “dotar a embarcaciones de diferente tipo con capacidades optrónicas avanzadas, tanto técnicas como operativas, para la vigilancia, detección, identificación o reconocimiento y seguimiento de embarcaciones de diferentes dimensiones, con el objetivo de evitar actividades irregulares e ilegales en el ámbito marítimo y en relación con el control de fronteras (tráfico ilícito de mercancías y personas, narcotráfico, terrorismo, inmigración irregular, etc.)”.  

La Guardia Civil persigue con los nuevos equipos un mayor alcance en la detección, mayor resolución para identificación o reconocimiento y mejoras en la calidad que conviertan a las embarcaciones “en herramientas muy eficaces en misiones de vigilancia marítima sobre objetivos de interés en el mar”. 

El órgano responsable de la licitación es la Jefatura de Asuntos Económicos de la Guardia Civil mediante procedimiento abierto y tramitación ordinaria. El plazo para presentar las ofertas finaliza el 10 de octubre y la apertura de las propuestas presentadas tendrá lugar el 18 de ese mismo mes.  



Recomendamos


Lo más visto