menú responsive
AMÉRICA | Seguridad
-/5 | 0 votos

Reportaje INFODEFENSA

La Guardia Nacional de Obrador, en riesgo por la presión civil

La GN contemplara 50.000 efectivos y ya esta reclutando jóvenes mexicano. Fotos Gobierno de México

La GN contemplara 50.000 efectivos y ya esta reclutando jóvenes mexicano. Fotos Gobierno de México

16/01/2019 | Ciudad de México

M. García

El proyecto de Guardia Nacional, (GN) del presidente Andrés Manuel López Obrador continúa encontrando detractores, los más recientes integran una constelación de organizaciones civiles y de derechos humanos que tienen un señalamiento en común: no quieren un mando militar al frente de la GN. 

López Obrador aparentemente ha dado su brazo torcer y ha aceptado que una figura civil comparta el mando... pero solo en materia administrativa. El problema es que la decisión ha generado dudas. Para la noche del martes ya se considera factible que el proyecto no sea aprobado y se regrese a revisión. No obstnte, pese al debate y a que la aprobación de la GN se espera para el 18 de enero, ayer se hizo público el primer spot publicitario para el reclutamiento, ver vídeo.

Obrador comentó ayer 15 de enero que “lo de la Guardia Nacional se va a decidir en esta semana. Espero que los legisladores aprueben la Guardia Nacional, necesitamos la participación del Ejército, de la Marina y de la Policía Federal”. Y añadió: “Acerca del mando, la propuesta es que en lo administrativo dependa de la Secretaría de Seguridad Pública y, en la parte operativa esté adscrita a la Secretaría de la Defensa, eso es lo que contempla la iniciativa”.

Es decir, el plan continúa firme para que un mando militar mantenga control sobre la operatividad del nuevo cuerpo, mientras que una segunda figura de mando y de caracter administrativo, es decir, una valvula política conectada a López Obrador, se encargará de aportar los ángulos administrativos de cara a la autoridad civil.

Esta bipolaridad tiene pocos pros y muchos contras. En términos de comando y control es una decisión muy arriesgada y aunque se garantiza la seguridad operativa del día a día, evidentemente genera una confusión entre quién dictará las órdenes y los procesos en la GN y quién sera una figura simbólica. No queda claro si la Secretaría de la Defensa que ya recluta, entrenará  y operará con los futuros guardias, transferirá la nómina a la Secretaría de Seguridad. ¿Quién les pagará  ahora?, ¿se reacomodará el presupuesto?, ¿quién garantizará la seguridad de las operaciones y, sobre todo, las identidades del personal? Esta desconfiguración administrativa y presupuestal no ha hecho mas que abrir nuevas dudas sobre cómo terminará organizándose financieramente la GN y las prestaciones de sus integrantes.

Una oposición anunciada

 

No es extraño que Obrador haya encontrado rechazo a su proyecto entre sus propias filas. Durante su campaña tomó posturas críticas hacia las Fuerzas Armadas Mexicanas y apostó por retirarlas de las calles. Sin embargo, entre su victoria electoral a mediados del 2018 y su transición a presidente, su visión de las fuerzas armadas ha superado el caracter electoralista para adquirir uno de Estado. Hoy es claro que ha llegado a la conclusión de que la actual emergencia nacional a causa del crimen organizado requiere una respuesta contundente, dejando de simular que las policias mexicanas se volverían eficientes y honestas de la noche a la mañana.

Sin embargo, su narrativa sobre el tema ha sido pobre, ambigua y poco convincente, sus colaboradores también han fallado en lo técnico para explicar cosas tan sencillas, como qué la GN necesita ir con un mando militar para mantener una disciplina que garantice operaciones efectivas y seguras y sobre todo porque, en México, el historial de las policias civiles y sus mandos es catastrófico. Aún hoy nadie sabe a ciencia cierta el presupuesto que se le destinará, el equipo que usará, sus reglas de combate, etc. Se ha señalado que el proyecto no tiene candados y temporalidades que sirvan de freno; ya que es el deseo de todos los mexicanos que cuando la emergencia haya pasado, que la GN transicione hacia un esquema completamente civil.

El tema de respeto a los derechos humanos, más que el organizacional o inexplicablemente el del eficientizar el uso de las fuerzas armadas, ha sido el eje del debate. La Corte Interamericana de Derechos Humanos declaró el 5 de enero que la Guardia Nacional no cubre sus requisitos, al igual que algunas otras organizaciones que han señalado que se militarizará a la sociedad mexicana y que en los planes de éste cuerpo no se contempla la creación de una policía. Incluso entre los opositores y sus comentarios se percibe una atmosfera de criminalización e incluso de miedo al golpismo, al empoderar a la GN con un mando militar.

El otro punto de vista: los soldados

 

Foto Gobierno de México

La visión del otro lado, el de los damnificados por la delincuencia, es un poco distinta. Infodefensa ha podido hablar con uno de los afectados, un soldado que prefiere mantenerse en el anonimato. El militar trabaja actualmente como chofer en la ciudad de Guadalajara tras pedir su baja del Ejército Mexicano hace un par de años, después de haber sido herido durante un combate contra la delincuencia organizada. “A nosotros hace mucho se nos habla de los derechos humanos por aquí y por allá, pero nos gustaría que los de los derechos humanos vieran cómo vive un soldado en el campo. Nunca vi uno que quisiera acompañarnos a las zonas calientes, sin dormir y con el riesgo de que te disparen. Esas personas no entienden cómo es esto en realidad y siempre andan viendo qué hacer por los delincuentes. Ellos sí matan a diestra y siniestra, pero si nosotros nos defendemos somos los malos".

Su reclamo aporta una visíon desatendia de esta guerra y hace eco con miles de soldados estigmatizados por defender su vida. Ese es el sentimiento entre los militares al menos. Sin embargo, los políticos mexicanos parecen empecinados en mantener esa visión. Como ejemplo basten las palabras del actual secretario de Seguridad y Protección Ciudadana Alfonso Durazo, promotor de esta iniciativa, que el pasado mes de diciembre (antes de que se vivierá la actual respuesta contra el robo de combustible) sugirió a los Secretarios de Defensa y Marina que sus tropas trataran de ser menos letales cuando asuman sus funciones de GN. Pareciera entonces que tanto los detractores que no ven mas que fantasmas, como los promotores que atan de manos a sus soldados, han logrado exitosamente coincidir.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

APPS

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje