menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Clase Ula

Argentina descarta la vía brasileña y negocia con Noruega la compra de al menos un submarino

Submarino ARA San Juan en el puerto de Mar del Plata. Foto: Armada Argentina

Submarino ARA San Juan en el puerto de Mar del Plata. Foto: Armada Argentina

29/01/2020 | Madrid

Argentina ha iniciado conversaciones con autoridades noruegas para la posible adquisición de al menos un submarino para que la Armada Argentina (ARA) no pierda capacidades tras la decisión de la nueva administración del presidente Alberto Fernández de cancelar las negociaciones con Brasil, según informa el diario La Nación.

Aunque no ha trascendido el modelo todo apunta a la clase Ula, integrada por seis submarinos construidos a finales de los 80 y principios de los 90 en Alemania para la Royal Norwegian Navy. Los Ula, que en Alemania se conocen como Tipo 210, son los únicos sumbarinos en activo en la armada noruega, que trabaja en su sustitución. Es de recordar que el interés argentino por los Ula noruegos ya fue anunciado por el jefe de la Armada Argentina, almirante José Luis Villán, hace un mes.

A pesar de todo, la opción noruega no deja de ser un mero paliativo, ya que con estos submarinos no recuperarían la capacidad perdida tras el desastre del ARA San Juan, dado que por sus características son especializados en operaciones costeras.

Un país sin arma submarina

 

Argentina busca solventar el hecho de no contar con ningún submarino operativo, a más de dos años de la tragedia del ARA San Juan: Desde hace tiempo, el ARA Santa Cruz se encuentra desarmado y con futuro incierto, en el astillero Tandanor de Buenos Aires, mientras que el otro buque, el ARA Salta, no tiene capacidad para navegar.

La opción noruega ha sido planteada por la Armada, luego de que la actual administración descartara la vía brasileña, propuesta por el gobierno del expresidente Mauricio Macri, que buscaba constituir una fuerza naval complementaria entre ambas naciones, con el fin de garantizar la vigilancia marítima del Atlántico Sur.

Uno de los puntos centrales de aquel plan era la entrega por parte de las autoridades de Brasil de cuatro submarinos IKL -de origen alemán- para su reparación en Tandanor. Sin embargo, estas tratativas no llegaron a buen puerto debido a los cortocircuitos entre los presidentes Jair Bolsonaro y Alberto Fernández.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje