menú responsive
AMÉRICA | Aire
-/5 | 0 votos

Reportaje Infodefensa

Los Black Hawk de la Fuerza Aérea de Chile y el trasladado de pacientes Covid-19

Sikosrky MH-60M Black Hawk del Grupo de Aviación N° 9 de la FACh. Foto: Paulo Morales / Vortexx

Sikosrky MH-60M Black Hawk del Grupo de Aviación N° 9 de la FACh. Foto: Paulo Morales / Vortexx

11/06/2020 | Santiago

Óscar E. Aránguiz

La Fuerza Aérea de Chile (FACh) ha trasladado a cerca de 70 pacientes con Covid-19. La mayoría por medio de sus aviones de transporte táctico Lockheed Martin C-130H y KC.130R Hercules del Grupo de Aviación N° 10 los que, por su capacidad en bodega, han podido movilizar hasta cuatro enfermos de manera simultánea, con toda la logística y personal altamente capacitado que involucran estas Evacuaciones Médicas de Pacientes Críticos (Evacrit) Altamente Infecciosos.

La primera Evacrit la realizó la tripulación del C-130H numeral 996 quienes efectuaron el vuelo más largo para este tipo de misiones aerosanitarias. El operativo se inició el 27 de marzo con rumbo a Isla de Pascua, recorriendo 3.790 kilómetros de ida para retornar al día siguiente a Santiago con dos pacientes. La primera Evacrit resultó exitosa, así como las que han realizado estas aeronaves de ala fija a destinos como Temuco, Concepción y Puerto Montt con la finalidad de descongestionar la red hospitalaria de la Región Metropolitana. Sin embargo, hay otro tipo de destinos y aeródromos a los que se debe llegar.

Inicio de Evacrit helitransportada

 

El apoyo de alas rotatorias vendría de la mano con las tripulaciones de los Sikorsky MH-60M Black Hawk del Grupo de Aviación N° 9. De los cerca de 70 pacientes evacuados, cinco han sido en helicóptero. Es así como el 23 de mayo dos MH-60M trasladaron por primera vez a pacientes con Covid-19 desde Santiago a Talca, a 250 kilómetros al sur del país.

Las aeronaves, de la IIª Brigada Aérea, despegaron ese sábado cerca de las 14:00 horas desde la base aérea Pudahuel con destino al aeródromo Paguilemo para trasladar a las dos personas hasta el Hospital Regional de Talca. En forma inédita, este tipo de material operó en una configuración aerosanitaria, embarcando las cápsulas de aislamiento individual.

El ministro de Defensa Nacional, Alberto Espina, señaló que “son helicópteros de última generación, que poseen un alcance de 560 kilómetros, nivel de vuelo de 3.300 metros de altura y su velocidad crucero alcanza hasta 280 kilómetros por hora, por lo tanto para hacer estos traslados urgentes que se requieren son ideales”.

Para la Evacrit la tripulación y los medios aéreos se desempeñaron bajo los protocolos sanitarios correspondientes para el trasladao de pacientes altamente infecciosos. Cada helicóptero llevó en su interior a un enfermo, apoyado por personal médico institucional conformado por anestesiólogos, enfermeros, paramédicos y enfermeros de combate. Además trabajaron en conjunto con personal del Servicio de Atención Médica de Urgencia (SAMU).

El jefe de la División de Sanidad de la FACh, general de brigada aérea Xabier De Aretxabala, dijo que la finalidad es "distribuir a los pacientes y liberar camas críticas. Es la gran gracia de este modo de operación. Contamos con diferentes aeronaves dispuestas para ser utilizadas y apoyar a la comunidad en esta emergencia sanitaria”.

En tanto uno de los pilotos de los Black Hawk, el comandante de escuadrilla Víctor Gutiérrez, detalló que "las tripulaciones se han estado entrenando esta semana para realizar evacuaciones masivas durante el día y la noche, las 24 horas, con el uso de visores nocturnos". Agregó que "los pilotos están completamente aislados en la zona delantera, en la cabina". 

El vuelo más largo

 

Una nueva Evacrit de una paciente se efectuó el 26 de mayo. En esa oportunidad fue trasladada hasta la ciudad de Chillán, a 380 kilómetros de distancia, una mujer de 52 años que estaba internada en el Hospital El Carmen de Maipú, utilizando para ello el mismo protocolo de aislamiento individual.

El traslado fue apoyado por el equipo médico institucional y personal médico del SAMU. A la fecha, esta operación helitransportada es la que registra el vuelo más largo de este tipo de material de vuelo en una Evacrit.

Días más tarde, el lunes 1 de junio, se llevó a cabo un nuevo operativo. Esta vez a Ovalle, a 320 kilómetros al norte. El aeródromo de El Tuquí preparó el aterrizaje del helicóptero (a eso de las 16:30) que trasladó a un hombre de 44 años, proveniente del Hospital Sotero del Río con destino al Hospital Dr. Antonio Tirado Lanas. A pesar de lo complejo del operativo, el personal de la FACh y del SAMU lograron su cometido con este cuarto helitraslado.

La última misión se coordinó el martes 9 de junio, cerca de las 14:00 horas, cuando el Black Hawk llevó a un enfermo con destino a la ciudad de Linares, a 286 kilómetros al sur. La tripulación puso en práctica toda su capacidad aerosanitaria: poseen cursos de medicina en aviación, aeroevacuación y formación en conjunto con la Fuerza Aérea de Estados Unidos, contando además con capacitación para trabajar en Unidades de Cuidados Intensivos.

Gracias a estas capacidades tanto del personal como de estos helicópteros es que la FACh está en alerta para atender un nuevo requerimiento del Ministerio de Salud. Cabe señalar que estas aeronaves llegaron nuevas a Chile en julio de 2018, y desde entonces han demostrado su polivalencia tanto en las misiones tácticas asignadas por la institución, así como en las operaciones de ayuda a la comunidad.

Foto 1: Ministerio de Salud. / Foto 2: Ministerio de Defensa. / Fotos 2 y 4: Mega. Foto 3: Diario Atentos. / Fotos 5 y 6: Hospital de Ovalle.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje