menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Presupuesto quinquenal

Uruguay propone un aumento salarial del 2,5% para el personal militar

Autoridades del Gobierno presentan la Ley de Presupuesto. Foto: Presidencia de Uruguay

Autoridades del Gobierno presentan la Ley de Presupuesto. Foto: Presidencia de Uruguay

04/09/2020 | Montevideo

Gabriel Porfilio

El Gobierno de Uruguay ha presentado al Parlamento Nacional su proyecto de ley de presupuesto quinquenal para que sea debatido en ambas cámaras legislativas. El referido proyecto, que contiene los lineamientos generales que el Gobierno espera cumplir financieramente en los próximos cinco años, será debatido y de las modificaciones que surjan se conformará el proyecto final.

Luego de esto, anualmente, cada inciso del Gobierno presenta sus rendiciones de cuentas, donde se adecuan los fondos a las pautas cumplidas durante ese periodo y momento en el que se pueden reforzar o recortar áreas especificas de los gastos del Gobierno. En el caso del Ministerio de Defensa, una de las grandes promesas electorales de la entonces oposición y ahora gobierno, era el compromiso para recuperar los salarios de los efectivos militares, continuamente postergados en previas administraciones.

Una vieja demanda

En múltiples ocasiones se escuchó declarar al entonces senador y ahora ministro de Defensa, Javier García, que se iba a mejorar sensiblemente el salario del personal militar, el mas deprimido de la administración pública. Junto con esto se comprometía a mejorar la situación material de las Fuerzas Armadas, particularmente la Armada Nacional y la Fuerza Aérea.

Sin embargo, la presentación del presupuesto dejó un gran vacío en estas áreas. En primera instancia, la mejora salarial propuesta para el personal militar subalterno asciende apenas al 2,5%, con aumentos mensuales de entre 600 y 810 pesos (entre 15 y 20 dólares) para el grupo compuesto entre soldados y sargentos. Como referencia, un menú de comida rápida en una cadena internacional en Uruguay está en el orden de los 7 dólares.

Adicionalmente se crean partidas diarias de hasta 450 pesos para el personal que esta desplegado en tareas de patrulla fronteriza, compensaciones adicionales para funcionarios de la planta de explosivos del Servicio de Material y Armamento, como así también para los efectivos que se encuentran desplegados en misiones operativas en el exterior. 

El problema con estas partidas adicionales es que, primero, no corresponden a todo el personal, pero además al no ser parte de los salarios, en cualquier momento pueden ser reducidas o removidas, por lo que no pueden considerarse como un aumento de sueldos.

Material militar

 

Respecto al material, más allá de las declaraciones hechas por García en el sentido de que se estaba creando un fideicomiso para reequipar a las fuerzas, en la Ley de Presupuesto no se hace mención específica a ningún tipo de inversión en la compra de equipamiento.

Únicamente se establece que se faculta al Ministerio de Defensa a vender tanto inmuebles como buques, aviones y vehículos pertenecientes a la cartera, dedicando un 30% de esos ingresos a la compra de material militar, pero volcando el 70% restante a rentas generales. De esta manera, de la venta de inmuebles y material propio de las fuerzas, solo una pequeña porción será reinvertida y el resto se volcará a las arcas generales del Estado.

Si bien el Gobierno ha informado que muchos proyectos que se tenían planeados serian cancelados o postergados por la crisis generado por la pandemia del Covid-19, del mismo proyecto de ley se desprende la creación de múltiples cargos de confianza, direcciones, puestos gerenciales, aumentos exponenciales de salarios para los presidentes de las empresas publicas y otros gastos que parecen ir en contra de las medidas de austeridad promovidas por la nueva administración.

Ministerio del Interior

 

Para el Ministerio del Interior, una cartera que absorbe una buena parte del presupuesto del Gobierno pero cuyos resultados a nivel de seguridad interna aún dejan mucho que desear, se planea el aumento en el personal ejecutivo en unos 2.500 efectivos adicionales y la contratación de hasta 1.000 retirados policiales para trabajar en forma administrativa en las distintas seccionales policiales.

Asimismo, se estipulala la creación de varias direcciones y subdirecciones, incluyendo una nueva Dirección de Aviación de la Policía Nacional que será la unidad que manejará todo lo referente a la operación de las aeronaves con que cuenta la Policía Nacional. Además, se planea la construcción de tres nuevos recintos penitenciarios y una cárcel de alta seguridad para 300 plazas.

Mientras tanto, las Fuerzas Armadas continúan cumpliendo muchas de las tareas correspondientes a otros ministerios y organismos públicos sin recibir una mejora salarial ni material sustancial. Entre estas actividades se encuentran la vigilancia exterior de los establecimientos penitenciarios, la colaboración con la Policía en la vigilancia del territorio cercano a las fronteras terrestres y marítimas y un sinfín de tareas sociales que se cumplen para otros organismos del Estado, incluyendo al Ministerio de Desarrollo Social, escuelas, liceos y administraciones departamentales.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje