menú responsive
AMÉRICA | Armada
-/5 | 0 votos

Despliegue de 40 días en el continente blanco

El ATF-67 Lautaro de la Armada de Chile reabastece bases en la Antártica

El remolcador de flota ATF-67 Lautaro operando en aguas antárticas. Foto: Armada de Chile

El remolcador de flota ATF-67 Lautaro operando en aguas antárticas. Foto: Armada de Chile

04/02/2021 | Valparaíso

Nicolás García

El remolcador de flota ATF-67 Lautaro de la Armada de Chile está desde mediados de enero en el territorio antártico brindando apoyos logísticos a los operadores nacionales y extranjeros que poseen instalaciones en esa zona del planeta y tareas de seguridad para la navegación en el marco de la XXIII Patrulla Antártica Naval Combinada (PANC) con la Armada Argentina.

El comandante de la unidad, capitán de corbeta Ramón González, explicó que "el buque se desplegará por aproximadamente 40 días, y las actividades que se realizarán a bordo son principalmente patrullajes que permitirán contar con un buque de servicio antártico permanente y desplegado para atender cualquier emergencia que ocurra, como también este tipo de actividades destinadas al apoyo de otros operadores antárticos".

El remolcador de flota, dependiente de la Tercera Zona Naval, efectuó del 26 de enero al 1 de febrero diferentes tareas de abastecimiento logístico a la Capitanía de Puerto Paraíso, ubicada en la base Gabriel González Videla, contribuyendo al sostenimiento de esta importante dependencia institucional en el continente blanco.

El buque entregó apoyo logístico el 3 de febrero en la base antártica Artigas de Uruguay, instalada en la Isla Rey Jorge, a través de una maniobra de acoderada. La unidad se conectó a tierra a través de amarras gruesas por la popa para lograr sostener y mantener su posición y dirección de manera segura y así entregar combustible a la base.

PANC

 

Desde el 21 de enero hasta los primeros días de marzo, el ATF-67 Lautaro será el buque de servicio antártico en la etapa Charlie de la PANC 2020/2021. Esta operación, realizada en conjunto con la Armada Argentina, es una actividad enmarcada dentro de los acuerdos del Tratado de Paz y Amistad de 1984 destinada a fomentar las buenas relaciones entre ambos países.

La PANC tiene por finalidad resguardar la seguridad del tránsito marítimo en las aguas que rodean esta zona, proteger el medio ambiente marino y entregar asistencia a buques que sufran emergencias durante su navegación en la Antártica.

Esta iniciativa, que se realizó por primera vez en el verano austral 1999-2000 y que comprende además tareas de apoyo logístico a las actividades científicas y a las bases del continente blanco, ha cobrado especial relevancia en los últimos años por el aumento sostenido del tráfico marítimo del canal Beagle a la zona polar.

La Armada de Chile y la Armada Argentina alternan sus buques en cuatro períodos, denominados Alfa, Bravo, Charlie y Delta, configurados como buques de servicio antártico o como buques de apoyo. En la PANC 2020/2021, el ATF-67 Lautaro realizó la etapa Alfa mientras que el aviso ARA Puerto Argentino (A21) ejecutó la etapa Bravo.

El León del Estrecho

 

El ATF-67 Lautaro es un remolcador de la clase Veritas construido en el astillero Aukra Bruk A/S y entregado en 1974 a la empresa noruega Maersk. Bautizado con el nombre Maersk Tender, este buque, diseñado para cumplir tareas de apoyo a plataformas petroleras, fue comprado posteriormente por un armador mexicano, cambiando su nombre a Navimer I.

La Armada de Chile, como parte de la renovación del material naval, adquirió este buque en 1990. La unidad, rebautizada con el nombre del guerrero mapuche Lautaro, recaló en Talcahuano el 12 de diciembre de ese año y fue sometida a trabajos de recuperación de maquinaria e incorporación de equipos y sistemas en Astilleros y Maestranzas de la Armada (Asmar) para operar en su nuevo rol.

Los principales roles del buque son patrullaje, vigilancia y control oceánico, búsqueda, rescate y salvataje. Además cumple funciones de control de contaminación acuática, mantenimiento de la señalización marítima, apoyo logístico a fuerzas de tarea y zonas aisladas. El ATF-67 Lautaro tiene 58,3 metros de eslora, 12,2 metros de manga y 5,6 metros de calado. Desplaza 1.800 toneladas y alcanza una velocidad máxima de 12 nudos

El remolcador ha estado asignado a la Comandancia en Jefe de la Segunda Zona Naval, Comandancia en Jefe de la Escuadra y desde el 1 de diciembre de 1995 pasó a depender de la Comandancia en Jefe de la Tercera Zona Naval, con puerto base en Punta Arenas.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje