menú responsive
MUNDO
-/5 | 0 votos

El presidente de EEUU acusa a Obama por no venderle Patriot

Trump se muestra comprensivo con la compra turca de misiles S-400

El presidente de EEUU, Donald Trump. Foto: Casa Blanca

El presidente de EEUU, Donald Trump. Foto: Casa Blanca

03/07/2019 | Washington

Infodefensa.com

Las presiones estadounidenses para que Ankara no compre los sistemas antiaéreos rusos S-400 que ha encargado se han topado con un obstáculo inesperado. Su propio presidente, Donald Trump, se ha mostrado comprensivo con las intenciones turcas tras reunirse con su homólogo de este país, Recep Tayyip Erdogan, durante la cumbre del G20 en Osaka.

Trump comparte las preocupaciones del Pentágono sobre la incompatibilidad del S-400 con los cazas de la OTAN, que es el principal argumento esgrimido para rechazar esta compra, pero pone el acento en la negativa de la anterior administración de su antecesor, Barak Obama, a la que culpa de no haber dejado salida a Turquía al negarse reiteradamente a suministrarle misiles Patriot.

En palabras de Trump, Turquía “necesitaba [un sistema de misiles] de defensa. Así que fue a Rusia y compró el S-400 porque no pudo conseguirlo [en EEUU]”, según recoge el periódico británico Financial Times. El mandatario norteamericano ha llegado a apuntar que Turquía ha sido “tratada muy injustamente” en sus esfuerzos por adquirir Patriot. Sin embargo, funcionarios estadounidenses implicados en esta negativa aducen que Ankara exigía unas garantías de producción y desarrollo inasumibles.

En todo caso, ante las dificultades turcas por hacerse con sistemas de su aliado de la OTAN, Recep Tayyip Erdogan confirmó a mediados de 2017 que su país había encargado a Rusia sistemas de misiles antiaéreos S-400. Desde ese momento los aliados occidentales de la OTAN han estado presionando sin resultados a Ankara para que dé marcha atrás en esta adquisición, de la que alegan que puede plantear serios problemas por no tratarse de un sistema militar compatible por los utilizados en la Alianza Atlántica. Según sus argumentos, esta circunstancia supondría una amenaza para los aviones de combate fabricados por EEUU.

Repercusión en los cazas F-35

 

Estados Unidos ha llegado a advertir a Turquía de que si continúa con sus planes “dará como resultado una reevaluación de su participación en el programa [de avión de combate de quinta generación] F-35, en el que tiene previsto adquirir un centenar de unidades, y pone en riesgo otras posibles transferencias futuras de armas.

El sistema de misiles antiaéreos S-400 Triumf, fabricado por Almaz-Antey, está en uso con el Ejército ruso desde 2007. Se trata de un desarrollo heredero del sistema antiaéreo de largo alcance S-300P, y ha sido concebido para repeler amenazas como aviones, helicópteros, drones y misiles, tanto de crucero como tácticos, capaces de llegar con velocidades de hasta 4.800 metros por segundo. La exportadora rusa de material de defensa Rosoboronexport tiene previsto comenzar a entregar S-400 a Turquía durante este año.

El Patriot, por su parte, forma parte de un sistema antimisiles de la compañía estadounidense Raytheon conformado por radares, tecnología de mando y control y múltiples tipos de interceptores coordinados para la detección, identificación y destrucción de misiles tácticos balísticos, misiles de crucero, drones y aviones avanzados, entre otras amenazas aéreas. En la actualidad existe una quincena de países con esta arma en su arsenal, incluido Estados Unidos. De ellos, seis son europeos: Alemania, España, Grecia, Países Bajos, Rumanía y Suecia.

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje