Defensa destinó 1.080 millones a misiones en el exterior en 2017
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

Defensa destinó 1.080 millones a misiones en el exterior en 2017

Cospedal junto con militares españoles en el Líbano. Foto: Ministerio de Defensa
|

El Ministerio de Defensa destinó el pasado año 1.081,2 millones de euros a las misiones en el exterior de las Fuerzas Armadas. El montante está dividido en dos grandes partidas: las 17 operaciones con militares españoles, repartidas por cuatro continentes (834,4 millones), y los despliegues dentro de la Fuerza de Reacción Rápida de la OTAN y del Battle Group de la Unión Europea, junto con otros acuerdos bilaterales (246,8 millones).

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, hizo balance de las operaciones este miércoles en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, que aprobó el aumento del despliegue español en la misión en Mali para afrontar el liderazgo de la operación a lo largo de este 2018.

Cospedal detalló en su intervención el coste de cada una de las misiones, en las que permanecen en estos momentos 2.469 militares y por las que pasaron a lo largo de 2017 más de 10.000 soldados españoles. En este sentido, la ministra destacó que España es uno de los países que más efectivos aporta a las operaciones en el exterior en relación con su gasto en Defensa.

De los 835 millones de euros destinados a misiones -un 8% más que en 2016-, la misión en el Líbano recibió 138 millones. En este país, España mantiene un contingente de 618 militares y guardias civiles que se integran dentro del despliegue de cascos azules de la ONU que vela por el cumplimiento del alto el fuego entre Israel y Hezbola.

La segunda misión más costosa fue la de Irak con 123,1 millones, donde los militares españoles forman a los soldados iraquíes en el marco de la coalición internacional que lucha contra el Estado Islámico. En tercer lugar aparece la operación Sophia de la UE en el Mediterráneo, dotada con 84,3 millones, que tiene como objetivo principal hacer frente a la inmigración ilegal.

De cerca le siguen los despliegues de buques en las agrupaciones navales de la OTAN en el Atlántico y el Mediterráneo con un coste económico de 84 millones; y la operación Atalanta en el Índico (74,2 millones), en la que España contribuye con un buque de la Armada y un avión del Ejército del Aire durante todo el año.

Misiones en Europa y África

En Europa, el despliegue de los F-18 españoles en Estonia en el marco de la Policía Aérea del Báltico de la OTAN tuvo un coste de 48,7 millones, mientras que el envío del contingente del Ejército de Tierra a Letonia en la misión Presencia Avanzada de la Alianza contó con un presupuesto de 63,4 millones. Además, la participación en el equipo de la Unión Europea que asesora a las fuerzas de Bosnia se saldó con un gasto de 400.000 euros.

En cuanto a las misiones en África, Defensa invirtió 72,9 millones en el adiestramiento a los militares del Ejército maliense como parte de la misión de entrenamiento EUTM Mali; 36 millones en el destacamento aéreo en Senegal en apoyo a las operaciones francesas; 22,1 millones en el destacamento aéreo destinado en Gabón, que también trabaja con Francia; 8,3 en la operación de entrenamiento en la República Centroafricana y otros 3,4 millones en la formación de las tropas somalíes.

La presencia española en la misión Sea Guardian de la OTAN en el Mediterráneo generó un factura de 27,1 millones, mientras que el despliegue de la batería Patriot en Turquía supuso un desembolso de 38,3 millones. Por último, las misiones en Afganistán y Colombia costaron 6,7 y 3,5 millones, respectivamente.

Otras aportaciones internacionales

A esta misiones hay que sumar el coste de los ejercicios nacionales e internacionales en los que ciertas unidades de los tres Ejércitos participan para, llegado el momento, efectuar despliegues en operaciones en el exterior. La preparación de los militares españoles integrados en 2017 en la Fuerza de Respuesta Rápida de la OTAN costó 149,4 millones y la presencia en el Battle Group de la Unión Europea supuso un gasto de 71,9 millones.

Además, España aportó la fragata Álvaro de Bazán al Plan Permanente de Defensa Aérea de la OTAN, para proporcionar defensa aérea en las zonas donde despliegan los destructores con capacidad de defensa contra misiles balísticos. Este despliegue rondó los 20,2 millones.

En esta apartado también se incluye las actividades de seguridad cooperativa con países como Túnez, Mauritania, Senegal o Cabo Verde con una inversión de 5,3 millones.



Recomendamos