La Fuerza Aérea Mexicana pierde 18 aeronaves entre 2020 y 2021
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
México >

La Fuerza Aérea Mexicana pierde 18 aeronaves entre 2020 y 2021

Despliegue Fuerza Aérea Mexicana. Foto: Sedena
|

La Fuerza Aérea Mexicana (FAM) perdió 18 aeronaves entre 2020 y 2021 -al pasar de un total de 370 a 352- que fueron vendidas en subastas como parte de la política de austeridad del Gobierno nacioal. La dependencia no tiene contemplado, al menos hasta 2024, reponer alguna de estas aeronaves.

Previo a esta merma, la FAM tenía cubierto el 32% del espacio aéreo nacional, según la propia Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). De acuerdo con documentos de la Sedena en manos de Infodefensa.com, en la actualidad las aeronaves con las que cuenta la FAM son: 11 helicópteros EC-725 Cougar, un H225M, 18 UH-60M Black Hawk -y dos más versión UH-60L-, 11 MD-530F, nueve Bell 407-GX, 11 407-GX, 22 206-LIV y 16 MI-17.

Además, 42 T-6C+, 11 Pilatus PC-7, ocho C-295M, dos Porter PC-6, tres Spartan C27J, cuatro Boeing 737-800, un 737-33A, tres Hercules C130 MK-III, un Gulfstream, un Challenger 605, un King Air 350i, tres Embraer 145, ocho King Air 350, 37 Cessna Sky Lane, dos Cessna T206H, cinco Sterarman PT-17, 25 Grob G120 TPA, 22 Pilatus PC-7, 12 T-6C+ y cuatro AgustaWestland AW109 y 18 aeronaves pilotadas a distancia.

Por otro lado, diez aeronaves se encuentran sujetas a un proceso de enajenación, entre ellas el avión presidencial, el Boeing B787-8, que tiene una suma por el casco equipado de 130 millones de dólares, las más alta del listado, además de cuatro Gulfstream y un King Air 350i.

México solo tiene cuatro aviones de combate

En marzo de 1981, hace 40 años, México adquirió diez aviones F-5 y F-5E a través del programa de ventas militares al extranjero que implementó el Departamento de Defensa del Gobierno de Estados Unidos, de ellos, aún se conservan nueve aeronaves pero solo cuatro se encuentran en operación toda vez que cinco permanecen en tierra debido a que se encuentran sujetas a reparaciones y mantenimientos.

A pesar del menoscabo en los aviones de combate y de su evidente desfase tecnológico en comparación con supersónicos modernos, tampoco se tiene prevista su renovación. En cuanto a su cobertura de defensa aérea, el país está por detrás de Chile, Venezuela, Brasil, Argentina, Perú, Colombia y Ecuador en cuanto a medios de defensa aérea.

La importancia de la cobertura del espacio aéreo radica en la protección del país ante amenazas como el crimen organizado y el narcotráfico; de acuerdo con información solicitada, a través de la Plataforma Nacional de Transparencia, de diciembre de 2018 a septiembre de 2020, es decir, durante la actual administración federal, han sido interceptadas por la Secretaría de la Defensa Nacional y la Fuerza Aérea Mexicana 38 aeronaves, número que contrasta con las cerca de 10.000 pistas clandestinas localizadas en la última década en todo el territorio del país y que son utilizadas para la descarga de estupefacientes que provienen de Centro y Sudamérica con el objetivo, principalmente, de llegar a Estados Unidos.

De acuerdo con fuentes castrenses consultadas, es urgente renovar el escuadrón de combate con la finalidad de salvaguardar la soberanía nacional de amenazas y para vigilar las instalaciones estratégicas en un territorio con 128 millones de habitantes.

El costo de mantenimiento de los F-5 es más alto cada vez y ello, se debe a que existen muy pocas refacciones de los modelos antiguos. Además, su huella de contaminación es muy alta debido a que consumen más combustible que un avión moderno, a ello se suma que es frecuente que el Escuadrón Aéreo 401, al que pertenecen, nunca se encuentra completo lo que menoscaba la fortaleza en defensa.



Recomendamos