La Marina de Brasil constata las fortalezas y deficiencias de su potencia de fuego
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Armada >

La Marina de Brasil constata las fortalezas y deficiencias de su potencia de fuego

Capa armaslow
|

Desde los misiles tierra-aire MBDA Aspide 2000 (Fragata Liberal) lanzados contra aviones no tripulados, los misiles superficie-superficie MM-40 Exocet de los escoltas y los torpedos MK-48 MOD 6AT Adcap (S-30 Tupi), la Marina brasileña expuso su poder de fuego de gran intensidad entre abril, mayo y junio.

Esta serie de disparos reales culminó con el hundimiento del casco del antiguo NDD Ceará, desmovilizado por la flota en 2016, durante la finalización de la Operación Missilex 2021.

Los cañones de 4,5 pulgadas de las fragatas de la clase Niteroi, los cañones de 20 mm y las bombas MK.82 disparadas por los cazas AF-1 Falcon ayudaron a sellar el destino del barco, que se hundió tras varios impactos duros.

De hecho, hacía 10 años que los restantes jets navales AF-1 Falcon de la flota del Escuadrón VF-1 no disparaban sus cañones de 20 mm, que volvieron a ser utilizados con el apoyo del personal de la Fuerza Aérea Brasileña en la Base Aérea de Santa Cruz, en Río de Janeiro.

Ejercicios exitosos, pero limitaciones evidentes

Como demostración de la profesionalidad y el excelente nivel de preparación de las tripulaciones de los buques, helicópteros y cazas de la Armada, la serie de ejercicios con fuego real puede considerarse un éxito. Sin embargo, las limitaciones de algunos sistemas de armas también fueron bastante evidentes.

Utilizar el A-4K Skyhawk (AF-1 Falcon) para atacar acorazados cargados de misiles tierra-aire lanzando bombas no guiadas de uso general en modo CCIP desde el HUD del avión, volviendo para las pasadas con cañones de 20 mm es básicamente repetir lo que hicieron los argentinos en 1982 en las Malvinas.

Ya entonces los aviones que lanzaban bombas tontas mientras eran cazados por misiles tierra-aire y cazas de defensa de la flota no funcionaban muy bien, porque a pesar de los barcos británicos alcanzados y algunos hundidos, el precio pagado en aviones y pilotos por la Fuerza Aérea Argentina (FAA) y el Comando de Aviación Naval (CANA) era demasiado alto.

Otra deficiencia en la capacidad superficie-superficie de la Flota brasileña es el relativamente corto alcance de sus misiles antibuque disparados desde los escoltas, en el rango de 70-100 km.

Este es el rendimiento que se espera del Mansup, que entrará en servicio con los Escoltas Tamandaré dentro de unos años. El Exocet MM-40 Block II actualmente en uso presenta el mismo rendimiento.

Última arma en ser disparada, resultando en el hundimiento definitivo del NDD Ceará, el torpedo MK-48 MOD 6AT Adcap también probó, al explotar bajo el casco del buque objetivo, la operatividad del submarino IKL-209 S-30 Tupi.

Este impacto y hundimiento puso fin a una serie de dudas planteadas por argentinos y peruanos sobre la operatividad de este submarino, ya que las armadas de ambos países han mostrado un renovado interés por adquirir este sumergible en los últimos dos años.



Recomendamos