Thales trabaja para dotar a su sistema de vigilancia Horus de inteligencia artificial y biometría
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >

Thales trabaja para dotar a su sistema de vigilancia Horus de inteligencia artificial y biometría

Vista del sistema de mando y control Horus X. Foto: Thales
|

La compañía Thales está trabajando en un proyecto denominado Mins que tiene como objetivo mejorar su sistema de vigilancia Horus incorporando procesamiento biométrico e inteligencia artificial en la detección e identificación de personas.

En un seminario online organizado por IDS Connect, el responsable de Integración de Sistemas de Defensa y Seguridad de Thales España, Luis Román Martínez, explicó que este proyecto presenta un uso innovador de la inteligencia artificial y el machine learning sobre imágenes térmicas, no sobre imágenes diurnas, como se está produciendo en la actualidad. También implica el uso de dispositivos Edge en los sensores para el procesado de los algoritmos.

El sistema Horus, en este caso, utilizará un sensor optrónico fijo conocido como Gecko de Thales Programas con cámara térmica y cámara de día, y drones con dispositivos Edge para realizar las misiones de vigilancia dotadas de inteligencia artificial. "Los dispositivos Edge, destacó, pueden tener el tamaño de un pen drive y disponer de capacidad de computación suficiente".

Thales también implementará comunicaciones 5G tanto en la estación fija como en el dron. De cara en el futuro, la intención de la compañía es ampliar los algoritmos no solo para la detección de humanos sino también para identificación de cualquier tipo de amenaza, ya sea vehículos, barcos o aviones.

Protección de fronteras

La inteligencia artificial permitirá disponer en el sistema de un registro y una serie de estadísticas de las personas detectadas a determinadas horas del día o en diferentes días de la semana. “Un análisis posterior hará posible detectar cualquier anomalía y hacer frente a cualquier amenaza en ese caso”, añadió Román. Una de las aplicaciones de este sistema será la protección de fronteras. El sistema facilitará la detección temprana -continuó- de personas o vehículos al otro lado de la frontera y seguirá cualquier comportamiento anómalo que pudiera provocar “por ejemplo, en el caso de Ceuta y Melilla el salto de una valla o un intento de penetrar la frontera de cualquier otra forma”.

Thales dispone actualmente del sistema Horus Smart Surveillance para las misiones Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento (ISR), que permite la integración de diferentes sensores (radar, optronico, drones...) y su operación tanto local como remota. “El sistema integra la información, la explota y la simplifica, y la integra en la cadena de mando y control”, especificó. Entre sus prestaciones se encuentra el uso de modelos digitales de terreno, grabación y reproducción de la misión, o la interacción de los sensores.

Futuro de los sistemas ISR

Román también profundizó en el futuro de los sistemas ISR. Estos sistemas, apuntó, quedarán integrados en el concepto Internet of Battle Things. El representante de Thales expuso que el campo de batalla del futuro incluirá multitud de dispositivos que se comunicarán, actuarán y colaborarán con ellos y con humanos, y pronosticó que serán claves dos tecnologías, la inteligencia artificial y las comunicaciones en red entre dispositivos.

En este contexto, apuntó que resultará fundamental la estandarización de los diferentes dispositivos de los fabricantes, comunicaciones con un mayor ancho de banda y el uso de redes civiles, e implantar mecanismos de seguridad dentro de los estándares para asegurar la protección de la información.

Uno de los principales retos, agregó, es incorporar los algoritmos de IA y ML a la información captada por los sensores para filtrarla e interpretarla antes de su volcado en la red. Para ello, habrá que utilizar dispositivos Edge para evitar la saturación de las comunicaciones. Por último, en el ámbito precisamente de las comunicaciones señaló que será necesario soluciones de nube con respaldo local (edge), uso de redes 5G, redes de transporte civiles de alta capacidad y mecanismos de cifrado cuántico a medio y largo plazo para mejorar la seguridad.



Recomendamos