Las bajas rusas en el primer mes de invasión: 7.000 muertos, 270 carros de combate y 50 aeronaves
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Guerra de Ucrania >

Las bajas rusas en el primer mes de invasión: 7.000 muertos, 270 carros de combate y 50 aeronaves

El Ministerio de Defensa de Ucrania ofrece cifras más altas, que incluso superan las pérdidas soviéticas en sus diez años de guerra en Afganistán
Carro de combate destruido en Ucrania. Foto Ministerio de Defensa de Ucrania
Carro de combate destruido en Ucrania. Foto Ministerio de Defensa de Ucrania
|

Los balances de pérdidas de las fuerzas en guerra por la invasión rusa de Ucrania, que ya ha cumplido un mes, se suceden. En algunos casos, como la muerte de cinco generales rusos, las bajas vienen con nombre y apellidos. Pero en general se trata de datos urgentes que hay que tomar con cuidado, como suele ocurrir con los de cualquier conflicto de esta entidad, y en los que resulta clave indicar bien las fuentes. En los próximos párrafos se repasa parte de la información que ahora se tiene.

Las imágenes sobre material destruido, dañado y capturado aparecidas en distintos medios, principalmente redes sociales, muestran que Rusia lleva perdidos más de 1.700 equipos militares desde el inicio de la invasión, principalmente vehículos. Entre ellos destaca la destrucción o captura por el enemigo de 548 camiones y todoterrenos; 270 carros de combate (principalmente T-72, seguidos de T-80 y T-90); 258 vehículos de combate de infantería (NMP, BMD y BTR); 177 vehículos blindados de combate (sobre todo MT-LB); 78 transportes blindados de personal (BTR-80, BTR-D y BTR-MDM); 12 vehículos protegidos contra emboscadas y resistente frente a las minas (MRAP); 57 vehículos de movilidad de infantería (GAZ Tigr e Iveco LMV); 46 vehículos de ingenieros; 45 piezas de artillería autopropulsada; 41 piezas de artillería remolcada; 32 lanzadores de cohetes múltiples; 40 sistemas de misiles tierra-aire; 14 aviones (Su-25, Su-30SM, Su-34 y AN-26); 35 helicópteros (Mi-8, Mi-24V/P, Mi-35M, Mi-28 y Ka-52), y 15 vehículos aéreos no tripulados (UAV). También se ha contabilizado una embarcación patrullera Project O3160, que ha resultado dañada.

14 Iveco LMV como los que tiene España

Entre estas pérdidas rusas evidenciadas por fotografías y vídeos, y recogidas por Oryxspioenkop.com, se encuentran 14 vehículos Iveco LMV, que es un modelo con el que, entre otros, también cuenta el Ejército de Tierra español.

En cuanto a la pérdida de material ucraniano, se han recogido evidencias en imágenes de algo más de medio millar de elementos, entre ellos 163 camiones y todoterrenos, 73 carros de combate (sobre todo T-64), 59 vehículos blindados de combate, 54 vehículos de combate de infantería, 7 transportes blindados de personal, 29 vehículos de movilidad de infantería, 12 piezas de artillería autopropulsada, 18 sistemas de misiles tierra-aire, 12 aviones (MiG-29, Su-27, Su-25 y An-26), un helicóptero Mi-24, 8 vehículos aéreos no tripulados (UAV) y 13 embarcaciones.

Hay que tener en cuenta que los ucranianos están recogiendo en su país más evidencias sobre las pérdidas del enemigo sobre el terreno, y no tanto de las propias, que no les interesa tanto mostrar, lo que puede explicar en cierta medida la notable diferencia de pérdidas recogidas, que van en detrimento de las rusas.

También se debe considerar que este balance incluye únicamente material del que se han obtenido y publicado imágenes, por lo que es razonable pensar que las pérdidas en ambos lados serán mayores. En algunos casos, además, quizá resulte complicado asegurar que no se trata de un material repetido. En este punto hay que tener en cuenta que la recopilación está elaborada por un equipo encabezado por el especialista en información de defensa Stijn Mitzer, y no por aficionados.

Otra fuente que estos días está ofreciendo datos sobre el balance de pérdidas en esta guerra es el Ministerio de Defensa de Ucrania, si bien se trata de la parte invadida, por lo que es lógico pensar que sus cifras están hinchadas. De momento, asegura que entre las tropas rusas ya se cuentan más de 15.000 muertos, tantos como las que sufrió la Unión Soviética en casi diez años de invasión de Afganistán. Además, afirma, han perdido más de medio millar de carros de combate (frente a menos de 400 en Afganistán), más de 1.500 vehículos blindados de distinto tipo (frente a poco más de 1.300 en el teatro afgano) y, entre otros, 99 aviones y 123 helicópteros (en Afganistán se contabilizaron 118 y 400, respectivamente).

La CIA, según la información publicada hace una semana por el diario The New York Times, calculaba hasta ese momento que ya habían muerto 7.000 militares rusos de una fuerza invasora de algo más de 15.000 soldados.

Bajas ucranianas

Del lado de las fuentes rusas, resulta llamativo que el diario de cobertura nacional Komsomólskaya Pravda haya publicado esta semana un balance de caídos rusos con casi 9.900 soldados muertos y más de 16.000 heridos, lo que supera enormemente las cifras de fallecidos entre sus filas que está aportando Moscú. En la primera la primera semana y media de combates Moscú únicamente reconocía algo menos de 500 soldados muertos, mientras que Ucrania afirmaba que ya se habían producido 12.000. En todo caso, la pieza citando casi 10.000 caídos, publicada en la versión digital del periódico ruso, fue eliminada enseguida, alegando que habían sufrido un ataque informático, lo que no es descartable por las amenazas que ha recibido el Kremlin de colectivos como Anonimus, y ante la existencia de precedentes de otros ataques similares.

También Ucrania ha venido ofreciendo cifras de sus propios caídos (1.300 en los primeros 15 días de la ofensiva) que desde otros ámbitos, como expertos estadounidenses, estiman que en realidad hay que multiplicar varias veces.

En el el balance de fallecidos destaca la muerte de cinco generales rusos, según Ucrania, algunos confirmados por el propio Kremlin. Se trata del general Magomed Tushaev, del 141º de Carros de Combate Checheno; de Andrei Sukhovetsky, cuya muerte ha sido reconocida por Moscú, y que era subcomandante del 41º Ejército de Armas Combinadas de las Fuerzas Terrestres; del general Vitaly Gerasimov, jefe de personal y primer subcomandante del 41º Ejército de Armas Combinadas de las Fuerzas Terrestres, baja igualmente reconocida por el Ministerio de Defensa ruso; del general Andrei Kolesnikov, comandante del 29º Ejército de Armas Combinadas del Distrito Militar Este, cuya muerte ha sido confirmada por oficiales de la OTAN, y del general de brigada Oleg Mityaev, comandante de la 15ª División Motorizada de Fusileros.

Del lado ruso, las informaciones sobre altos oficiales caídos son más escasas. Entre ellas figura la muerte del general de brigada ucraniano Dimitri Krasílnikov



Recomendamos


Lo más visto