La UE acaba con su misión en Mali con la sombra de los rusos de Wagner de fondo
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >

La UE acaba con su misión en Mali con la sombra de los rusos de Wagner de fondo

Josep Borrell alude a las dificultades de continuar con el entrenamiento de tropas en el país sin la injerencia del grupo paramilitar
Adiestramiento a militares de las Fuerzas Armadas malienses. Foto: Ministerio de Defensa
Adiestramiento a militares de las Fuerzas Armadas de Mali. Foto Ministerio de Defensa de España
|

Las misiones de entrenamiento militar que la Unión Europea (UE) están desarrollando en Mali ya no van a continuar. El jefe de la política exterior y de seguridad de la UE, Josep Borrell, ha anunciado esta semana el fin de estas operaciones tras evidenciar que la junta maliense en el poder no puede garantizar que los contratistas militares rusos de la compañía Wagner no van a interferir en estas misiones.

La situación en el país, que en agosto de 2020 sufrió un levantamiento militar y el pasado mayo un nuevo golpe por parte del coronel Assimi Goitia, “nos han obligado a ver que no había suficientes garantías… sobre la no injerencia del grupo Wagner”, ha explicado Borrell. El grupo Wagner es una organización paramilitar de origen ruso, al que algunas fuentes califican de escuadrón secreto de las Fuerzas Armadas Rusas, a la que las nuevas autoridades de Malí han pedido ayuda para combatir a la insurgencia islamista. El entrenamiento que la Unión Europea les ha estado facilitando hasta ahora se ha centrado precisamente en la lucha contra esta insurgencia.

Mali afirma que el grupo Wagner también les está ayudando en la instrucción de militares, mientras que Francia, entre otros, afirma que están operando en el país directamente como una fuerza armada.

París anunció el pasado febrero que tanto sus fuerzas, como las de sus socios en las operaciones que lleva acometiendo en el país desde hace una década, habían “decidido emprender la retirada coordinada del territorio maliense de sus respectivos recursos militares destinados a estas operaciones”.

La declaración se firmó hace dos meses en el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia francesa, por los representantes de Alemania, Bélgica, Benín, Canadá, Chad, Costa de Marfil, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Francia, Ghana, Hungría, Italia, Mauritania, Níger, Noruega, Portugal, República Checa, Rumanía, Senegal, Suecia y Togo, y del Consejo Europeo, la Comisión Europea, la Coalición por el Sahel, y la Comisión de la Unión Africana.

Violación de derechos humanos

En el mismo documento, los signatarios también expresaron “su voluntad de seguir comprometidos en la región, cumpliendo con sus respectivos procedimientos constitucionales” y “en estrecha coordinación con los Estados vecinos”. En esta misma línea, Borrell ha explicado ahora, al anunciar la salida de los militares de la Unión Europea, que “el Sahel sigue siendo una prioridad. No vamos a renunciar al Sahel, ni mucho menos. Queremos comprometernos aún más con esa región”.

Distintos informes apuntan a violaciones de los derechos humanos del grupo Wagner en el teatro maliense. Francia, por ejemplo, se refirió la semana pasada con preocupación por las noticias que llegaban del país africano acerca de la muerte de más de 200 civiles en una operación el mes anterior en la localidad de Moura por parte de miembros de Wagner junto a soldados malienses.

La misión militar de la Union Europea en Mali cuenta en la actualidad con medio millar de soldados españoles, lo que convierte a España en el mayor contribuyente de fuerzas.



Recomendamos


Lo más visto