La SEPI aspira a aumentar su peso en Indra con el apoyo de Sapa y el fondo Amber
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Industria >

La SEPI aspira a aumentar su peso en Indra con el apoyo de Sapa y el fondo Amber

El holding público ha propuesto el nombramiento de Juan Moscoso, que pasaría a ser su tercer representante
Sede de la empresa indra
Foto: Indra
|

Indra celebra mañana jueves una junta general de accionistas clave para el futuro de la compañía. La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), accionista mayoritario de la empresa, aspira a obtener en la reunión un tercer consejero aumentado su peso en el consejo tras incrementar su participación en la tecnológica las últimas semanas hasta superar el 24%.

En el orden del día también está la entrada de un consejero de Sapa, que acaba de elevar su capital en Indra hasta casi el 8%, un porcentaje que le da derecho a tener un asiento en el órgano de gobierno de la compañía.

La celebración de la junta se produce tras el enésimo movimiento en el accionariado de la compañía. El pasado 16 de junio, el presidente de Prisa, Joseph Oughourlian, irrumpió en el accionariado de Indra con la compra del 4,1% del capital por 75 millones de euros, a través del fondo Amber Capital. Su objetivo también sería llegar al 8% para entrar en la junta.

Todo apunta a que la junta aprobará la continuidad de los dos consejeros ejecutivos, Ignacio Mataix, cuestionada por otra parte, y Luis Abril, según señalan distintos medios. Este último dirige la división Minsait tras la salida de Cristina Ruiz. Además, seguirán Miguel Sebastián y Antonio Cuevas, los representantes de la SEPI. El que no continuará será Alberto Terol -su reelección no está en el orden del día-, puesto que podría ocupar Jokin Aperribay de Sapa.

La sociedad pública ha propuesto a Juan Mocoso, economista y profesor vinculado al PSOE, como tercer consejero en representación de la entidad, algo que también se debatirá en principio en la junta. Por su parte, Marc Murtra continuaría al frente de la compañía como presidente no ejecutivo al menos por el momento.

La SEPI, con el previsible apoyo de Sapa y Amber (entre los tres sumarían alrededor del 36%), busca incrementar el peso de Indra en el sector de la defensa en un momento marcado por el compromiso del Gobierno español de incrementar la inversión tras la invasión rusa de Ucrania. El Gobierno autorizó en febrero de este año al holding público a la compra de acciones de Indra hasta alcanzar un máximo del 28% de su capital social. La sociedad ya controla más del 24%, después de varias compras.

Este movimiento persigue, según explicó entonces Hacienda, ministerio del que depende la SEPI, “la participación del Estado como accionista de referencia en una compañía estratégica para el país, especialmente en el ámbito de la seguridad y la defensa”, además de dotar a Indra de “una estabilidad accionarial y un apoyo eficaz para que pueda llevar a cabo con éxito los compromisos asumidos”.




Recomendamos


Lo más visto