Destructores, el eje del escudo antimisiles de la OTAN está en Rota
EDICIÓN
| INFODRON | INFOESPACIAL | MUNDOMILITAR | TV
Defensa >
OTAN

Destructores, el eje del escudo antimisiles de la OTAN está en Rota

Los buques integran la parte móvil de la defensa antimisiles de la Alianza y su área de actuación abarca del mar Negro al Báltico
|

El anuncio realizado estos días en la cumbre de la OTAN de Madrid por Joe Biden sobre la incorporación de otros dos buques al Escuadrón de Destructores CDS 60 (Destroyer Squadron Sixty) en la Estación Naval de Rota (Cádiz) no es nuevo. El anuncio oficial se hizo en marzo, justo después de la invasión, aunque la situación de Ucrania lo ha agilizado solapándolo con la sustitución por unidades más modernas, en marcha desde hace ya un par de años, de los cuatro ya basados en Rota. 

Los destructores americanos destinados a Cádiz, y los que llegarán próximamente (uno en 2024 y otro en 2026 si España da luz verde), pertenecen a la sexta flota (Sixth Fleet). Actualmente hay cuatro buques que están siendo relevados por versiones más modernas, el último en llegar ha sido el USS Paul Ignatius (DDG 117), que es el destructor más moderno de las Fuerzas Navales Desplegadas de Estados Unidos en Europa, conocidas como FDNF-E.

No es el único refuerzo para Rota, pues en Cádiz se ha basado también el Escuadrón de Ataque Marítimo de Helicópteros (HSM) 79, con helicópteros MH-60R, que proporcionará capacidades de misión aérea a los destructores FDNF-E.

La parte móvil del escudo antimisiles 

Los destructores son la parte naval de un escudo antimisiles mucho más amplio, con bases en tierra que van desde Alemania a Turquía pasando por Polonia y Rumanía, lo que los convierte en la parte móvil de este despliegue. Según el protocolo, siendo cuatro unidades, siempre hay dos buques desplegados, otro preparado y otro en mantenimiento. Ahora esa capacidad aumentará.

Estos buques están equipados con lo más avanzado que existe ahora mismo, el sistema de combate Aegis, capaz de detectar y seguir con su radar misiles balísticos y derribarlos con sus misiles, y sus posibilidades de despliegue van del mar Negro al Báltico pasando por el Mediterráneo. Este mismo sistema está integrado en las cinco fragatas españolas F-100, aunque en una versión anterior a la instalada en los estadounidenses.

Buques multitarea

Los destructores son buques capaces de desempeñar una amplia variedad de misiones más allá de las propias en tiempos de guerra, de manera que pueden realizar trabajos de vigilancia y control marítimo, asistencia humanitaria e incluso auxilio en caso de catástrofes.

En el ámbito puramente militar, estos buques forman parte del escudo antimisiles de la OTAN. Están armados con cañones y ametralladoras y pronto contarán con armas láser (ya ha realizado pruebas). Cuentan entre su arsenal con misiles como el famoso Tomahawk, capaz atacar un blanco en tierra a más de 1.000 kilómetros de distancia y también con munición antisubmarina.

Más allá de ese armamento integrado, los buques están protegidos de ataques NBQR gracias a unos avanzados sistemas de filtración de aire que los convierte en verdaderas arcas de supervivencia, también están defendidos de los ataques directos por contramedidas, la sean los tradicionales señuelos o los sistemas de guerra electrónica de Raytheon.

Además de las armas propias, el buque tiene capacidad para embarcar dos helicópteros antisubmarinos MH60R.



Recomendamos


Lo más visto