menú responsive
ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

Proyecto Ares

El INTA e Iturri diseñan un uniforme con protección anti fragmentos

Soldados del Ejército de Tierra durante unas maniobras. Foto: Ejército de Tierra

Soldados del Ejército de Tierra durante unas maniobras. Foto: Ejército de Tierra

28/10/2019 | Madrid

T. Ojeda Bermúdez

El Departamento de Sistemas de Armas y Balística del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) trabaja junto con la empresa española Iturri en el desarrollo de un innovador uniforme completo con protección anti fragmentos en el marco del proyecto Ares. La iniciativa fue presentada durante la segunda edición del Foro Ejército-Empresas celebrado a principios de este mes de octubre en Toledo. 

El jefe del departamento, teniente coronel Luis Carlos González Atance explica a Infodefensa.com que el propósito de la iniciativa es el diseño de una prenda para proteger de forma integral a cualquier efectivo militar en una situación hostil. También está pensado para personal sanitario o de ONG en zona de conflicto. 

El uniforme, del que ya existe un prototipo, no reemplaza en ningún caso al chaleco antibalas o a un casco de protección, sino que actúa como un escudo contra las esquirlas de metralla, proporcionando una cobertura protectora para la mayor parte del cuerpo. "Lo que queremos lograr es que esos fragmentos no entren en la piel. Que esas partículas que llegan al cuerpo perforen con la mínima energía posible y no creen infecciones posteriores", explica este experto. 

En dos años, en el mercado 

 

El calendario marcado por el INTA e Iturri establece continuar con el desarrollo del prototipo e iniciar la comercialización de las primeras versiones en dos años. El uniforme de combate actual posee una V50 de 115 metros por segundo, según los estándares de protección personal de la OTAN. Esto supone que solo un 50% de la metralla consigue perforar la prenda. "El objetivo es llegar a una V50 de 300 metros por segundo, casi el triple que la actual" expone Atance.  

Esto se pretende alcanzar incorporando también dicha protección anti fragmentos a la ropa interior. Algo en lo que también trabaja ya el proyecto. El siguiente paso del departamento será definir los componentes de las prendas de acuerdo con las condiciones climáticas de la zona en la que será desplegado cada operativo, partiendo siempre de la combinación de confortabilidad y efectividad. 

En la fase de pruebas, el departamento ha efectuado ensayos disparando partículas metálicas en un maniquí impregnado de gel balístico, que simula la piel humana, al que colocaron el prototipo del uniforme.  

 

 

 

 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje