menú responsive
ESPAÑA | Defensa
-/5 | 0 votos

Primer webinar de IDS Connect

Fuster (DGAM): "La cadena de suministros es la clave de la recuperación del sector"


Resumen del webinario de IDS Connect con Pedro Fuster como invitado


08/05/2020 | Madrid

B. Carrasco

Las empresas de defensa española han podido capear con cierto éxito la etapa más dura de la crisis del coronavirus, sin embargo, no están exentas de los efectos que esta situación ya empieza a tener y tendrá en el tejido industrial. Sobre esta idea, el subdirector general de Inspección, Regulación y Estrategia Industrial de la DGAM, Pedro Fuster, analizó este jueves en el primer webinar de IDS Connect los desafíos que el sector de la defensa tiene por delante.  

Fuster transmitió a las compañías un mensaje de "optimismo moderado", no obstante, puso de relieve en diferentes ocasiones a lo largo del seminario que la crisis asociada al coronavirus refleja "la enorme importancia de la cadena de valor y los suministradores". Para la recuperación, destacó, "es importante que las grandes cabeceras empresariales cuiden la cadena de suministros, que yo creo que es la clave esencial para esa recuperación del sector".

A este respecto, subrayó: "Es necesario identificar vulnerabilidad, cuellos de botella, dependencias innecesarias y procurar mantener los planes de compra, para facilitar y garantizar la liquidez de toda la cadena de valor". En esta línea, pronosticó un proceso de regionalización, a nivel europeo, de la cadena de suministros. "No será tanto proteccionismo, sino búsqueda de la cercanía del suministrador para evitar disfunciones". Esto, dijo, podría beneficiar a la industria nacional, puesto que suministros que ahora "se obtienen fuera podrían obtenerse aquí".

Lecciones aprendidas 

 

La situación actual también permite extraer lecciones aprendidas. "El Covid-19 ha sido un catalizador de algunas debilidades en los modelos". En este punto, Fuster manifestó que las empresas deben prepararse "en tiempos de bonanza" para la crisis y que resulta esencial contar con personal especializado, así como hacer una apuesta decidida por la inversión en el talento y el liderazgo. "Hay que volver a pensar como una start-up. Este tipo de empresas venían ya preparadas de antemano y muchas habían redefinido sus procesos de trabajo y cadenas de suministros. Están respondiendo bastante bien", comentó. 

Después de siete semanas de duro confinamiento y de una producción en muchos casos paralizada, el subdirector hizo hincapié en que "el tiempo es una variable crítica" para encarar con éxito la recuperación. "Cuanto más rápido se levante la parálisis económica, mejor para el sector". 

Procesos de reestructuración 

 

Fuster asimismo incidió en que la respuesta de la Unión Europea será determinante. "Estará todo muy condicionado por los parámetros europeos", subrayó. 

"En Europa -reflexionó- existe una cierta dispersión de capacidades productivas, en comparación con EEUU, aunque las circunstancias son diferentes. Creo que la industria de defensa europea es competitiva y un valor seguro en muchos aspectos. En el caso de España tiene un sector potente, competitivo y que está muy internacionalizado, con un producto propio".  

A nivel europeo, el representante de la DGAM apostó por una reorganización en el sector. Ya hay experiencias exitosas como Airbus o MBDA. "Necesariamente habrá procesos de reestructuración, después de la Guerra Fría y el 11S hubo muchos procesos de reestructuración del sector industrial. Ahora, por el Covid-19, algunos están en suspenso". "España está bien preparada para ello". 

Grandes proyectos y revisión de estrategias 

 

A medio y largo plazo, el sector español de la defensa -destacó- tiene margen, puesto que está muy apalancado a grandes proyectos de gasto plurianual ya aprobados. El futuro, afirmó, pasa por una revisión de las estrategias industriales y por reforzar la relación estratégica entre el Ministerio de Defensa y la base industrial y tecnológica de la defensa.  

La automatización y digitalización -apuntó- ha hecho que muchas actividades continúen, sin embargo, en otros casos como las líneas de producción en fábrica es más díficil, debido a las medidas de distanciamiento. "La vuelta está siendo muy ordenada, aun así, se producirán algunos retrasos". 

"La industria de defensa -concluyó- tiene muchos aspectos a su favor. A diferencia de otros sectores, el mercado no ha desaparecido, el cliente principal (Ministerio de Defensa) no va a desaparecer. Saldremos reforzados, con las debilidades detectadas y posiblemente paliadas, pero se requiere trabajo y paciencia. Eso sí, el Covid-19 pasará, pero será una referencia que habrá que tener en cuenta".

 

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje