menú responsive
ESPAÑA | Empresas
-/5 | 0 votos

El astillero ya construye cinco corbetas en San Fernando

Navantia busca nuevos contratos de fragatas y buques anfibios en Arabia Saudí

Maqueta de la corbeta saudi en la feria IDEX. Foto: Navantia

Maqueta de la corbeta saudi en la feria IDEX. Foto: Navantia

21/07/2020 | Madrid

B. Carrasco

La compañía española Navantia mantiene contactos con las autoridades de Arabia Saudí para ampliar la relación comercial que comenzó hace dos años con la firma del contrato de cinco corbetas para la Marina Real de este país por unos 1.800 millones de euros.

Las conversaciones, como publicó Infodefensa.com, se iniciaron hace unos meses antes de la irrupción a nivel mundial de la pandemia del coronavirus y, en la actualidad, giran en torno de dos proyectos claramente definidos, uno, para construir dos buques anfibios y, otro, de fragatas, según ha podido confirmar este medio.

El área de ingeniería de la compañía pública trabaja en ofertas a la medida de las necesidades identificadas por Arabia Saudí. Los contactos, publica el diario La Voz de Cádiz, para un posible encargo estarían en una etapa muy avanzada.

Navantia explora las opciones de nuevos contratos ante los planes de sobra conocidos de la monarquía del Golfo Pérsico para incrementar las capacidades de su fuerza naval en los próximos años. Unos planes que todavía está por ver si sufrirán alteraciones en el escenario económico pos Covid.

En todo caso, la empresa española parte a priori de una posición más favorable a la que estaba cuando ambas partes empezaron a hablar de las corbetas. Aquellas negociaciones no fueron fáciles -duraron más de dos años-, sin embargo, sentaron las bases de una relación que va más allá de una simple adquisición de buques.

El contrato de las corbetas supuso la creación también en 2018 de Sanni (Sami Navantia Naval Industries), una empresa conjunta participada por la empresa estatal saudí SAMI (51%) y Navantia (49%) para la gestión de este programa y de futuros proyectos como los que ahora están encima de la mesa.

En el caso de los buques anfibios, la empresa española ha tomado como referencia los LPD Galicia y Castilla de la Armada española que operan desde la base aeronaval de Rota. Fueron construidos entre 1995 y 1998, respectivamente, en los astilleros de Ferrol por Izar, hoy Navantia. Mientras que en el programa de fragatas, la oferta está basada en la fragata F-100, un diseño exportado con éxito a Noruega y Australia, e incorpora mejoras introducidas de cara a la futura serie F-110.

Mientras las negociaciones continúan, Navantia botará el próximo miércoles 22 de julio la primera corbeta del programa saudí en el astillero de San Fernando (Cádiz), epicentro del programa. A pesar del parón de la actividad, el programa apenas acumula retrasos y este mismo año está prevista la botadura del segundo buque.

 

© Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje