menú responsive
AMÉRICA | Seguridad
-/5 | 0 votos

Curso en Honduras con apoyo del Southcom

Centroamérica forma a sus militares en extinción de incendios

Helicóptero UH-60 Blackhawk estadounidense participando en la capacitación contra incendios. Foto: U.S. Southern Command.

Helicóptero UH-60 Blackhawk estadounidense participando en la capacitación contra incendios. Foto: U.S. Southern Command.

08/05/2019 | San Salvador

Alberto López

Miembros del Comando de Apoyo al Manejo de Ecosistemas y Ambiente (C-9) de las Fuerzas Armadas de Honduras llevaron a cabo, en el Cuartel General del Ejército en Tegucigalpa, un curso de extinción de incendios, que duró dos semanas, el cual fue dirigido a 102 militares hondureños y ocho más provenientes de El Salvador, Guatemala, Nicaragua y República Dominicana.

Los militares que participaron del curso son parte de la Conferencia de las Fuerzas Armadas Centroamericanas (CFAC).

“El propósito de este curso es mejorar las capacidades, habilidades y destrezas para prevenir, detectar, organizar y controlar incendios forestales en condiciones seguras”, dijo el oficial de enlace del C-9 y encargado de capacitaciones, capitán de la Fuerza Aérea de Honduras (FAH) Raúl Ernesto Reyes Rodríguez. “Está diseñado para ayudar a los alumnos a convertirse en instructores en materia de manejo de fuego”, agregó.

“El curso es de mucha importancia,” indicó el director de Relaciones Públicas de las Fuerzas Armadas de Honduras, capitán de navío de la Fuerza Naval de Honduras (FNH) José Domingo Meza.

“Los oficiales de la CFAC tienen la capacidad de planificar y desarrollar operaciones conjuntas en el tema de protección del medio ambiente, con una doctrina unificada, lo cual facilita brindar un apoyo mutuo”, expresó Meza.

Apoyo de EEUU

 

El curso teórico y práctico contó con el apoyo del Comando Sur de los Estados Unidos (Southcom) con la participación del Departamento de Bomberos del 612º Escuadrón de la base aérea de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo (FTC-Bravo), con sede en Palmerola, en Comayagua, Honduras. Los oficiales estadounidenses se desempeñaron como instructores, junto a oficiales del C-9 y personal de la Fiscalía Especial de Protección al Medio Ambiente del Ministerio Público de Honduras.

“En este segundo curso integramos algo nuevo, la participación de la Fuerza de Tarea Conjunta Bravo. “Ellos nos brindaron sus experiencias por dos días, mediante el entrenamiento que recibe un militar en combate de incendios forestales en Estados Unidos”, manifestó Reyes.

Según Reyes, la participación de las unidades de la FTC-Bravo permitió fortalecer la instrucción de los participantes, al brindar sus conocimientos y técnicas.

El curso

 

El eje del curso fue la capacitación práctica que permitió a los participantes poner a prueba lo aprendido, incluso cómo iniciar fuegos de forma controlada, las diferentes técnicas para liquidar un incendio y medidas de seguridad, entre otros. Asimismo, el diseño de los ejercicios fomentó el trabajo conjunto para unificar la metodología.

Antes de movilizar a los alumnos en el terreno, los instructores concibieron un ejercicio de maqueta que simulaba un incendio forestal para comprobar sus capacidades de respuesta. “En una mesa, los instructores simulan una situación de forma tridimensional y se representan situaciones que se pueden vivir en un incendio. Los alumnos debían tomar decisiones con limitaciones de tiempo”, explicó Reyes.

En Comayagua, los alumnos e instructores de la FTC-Bravo se reunieron en la Base Aérea Soto Cano, sede de la unidad estadounidense, donde aprendieron a utilizar refugios ignífugos (equipos diseñados para la protección de personas y bienes durante incendios). Si bien los países participantes no cuentan con el equipo, el aprendizaje fue crítico, destacó Reyes.

Los alumnos también fueron trasladados a Zambrano, un pueblo rural del departamento Francisco Morazán, en Honduras, donde realizaron rondas con antorchas de goteo y desempeñaron otras técnicas. “La antorcha se usa para métodos de ignición. También se enseñó a utilizar las bengalas; ambas son usadas para hacer quemas prescritas. Son de uso preventivo de incendios forestales de grandes dimensiones”, detalló Reyes.

Los participantes también se desempeñaron en la lectura de cartas y navegación terrestre, aprendiendo a orientarse en el campo. La Fuerza Aérea de Honduras participó de la última práctica, con un helicóptero con sistema Bambi Bucket, una herramienta portátil para la recolección de agua y sofocación de incendios.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje