menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

Balance 2019 y desafíos 2020

Venezuela, 12 meses de maniobras militares y acercamientos a Rusia

Sistema misilístico de largo alcance S-300VM Antey-2500 venezolano. Foto: Comando de Defensa Aeroespacial Integral.

Sistema misilístico de largo alcance S-300VM Antey-2500 venezolano. Foto: Comando de Defensa Aeroespacial Integral.

25/12/2019 | Caracas

Carlos E. Hernández

En 2019, Venezuela entró en el quinto año de una profunda crisis económica, política, social y humanitaria, que ha afectado, como a todos los sectores del país, a la Fuerza Armada Nacional tanto en lo institucional como en sus planes de desarrollo.

Las tensiones con Estados Unidos y la vecina Colombia generaron la realización de ejercicios militares conjuntos en todo el país, pero en particular a lo largo de la frontera occidental. En ese orden, se realizaron la Operación Cívico-Militar Bicentenario de Angostura 2019, en febrero; Ejercicio de Acción Conjunta Campaña Libertadora Simón Bolívar 2019, entre julio y agosto; y Venezuela Soberanía y Paz 2019, en septiembre.

Por lo demás, Venezuela denunció decenas de vuelos de aviones militares estadounidenses, “sin cumplir los protocolos internacionales”, en la Región de Información de Vuelo (Flight Information Region -FIR-) del principal aeropuerto del país. Aunque sin penetrar, en específico, en el espacio aéreo venezolano, estos vuelos pusieron a prueba la capacidad de detección de su sistema de defensa aeroespacial.

Cooperación técnico-militar con Rusia

 

Las relaciones militares con Rusia se intensificaron durante el año que termina. En distintos encuentros, tanto en Caracas como en Moscú, de altas autoridades civiles y militares de ambos países, se realizaron anuncios referentes a la cooperación técnico militar bilateral.

No obstante, lo que ha trascendido de manera oficial es el contrato a suscribir con Rosoboronexport para el mantenimiento mayor y reparación de distintos sistemas de armas y equipos militares rusos de la Fuerza Armada Nacional. En ese orden, desde comienzos del año decenas de técnicos militares rusos se establecieron en Venezuela para coordinar y realizar los trabajos.

Entre los materiales que están siendo puestos a punto destacan los aviones de caza Sukhoi Su-30MK2 y algunas de sus armas como los misiles antibuque KH-31A y los misiles crucero KH-59ME, además de los sistemas misilísticos antiaéreos BUK M2E, de mediano alcance; S-300VM Antey-2500, de largo alcance; y Pechora 2M, de corto alcance, entre otros. El contrato también contempla la “reparación mayor” de helicópteros Mi-17V-5.

Asimismo, en el marco de la cooperación militar con Rusia, fueron inaugurados el Centro de Instrucción y Entrenamiento Simulado Conjunto ‘General de Brigada Oscar José Martínez Mora’, para la capacitación de las tripulaciones de los helicópteros Mi-17V5/Mi-172, Mi-26T2 y Mi-35M2 de los cuatro componentes militares, así como el centro de entrenamiento de vuelo simulado de aviones de combate Su-30MK2, de la Aviación Militar.

Sin embargo, quedan pendientes la puesta en funcionamiento de las plantas para la fabricación de fusiles Kalashnikov y de municiones, así como el del centro de mantenimiento de helicópteros rusos, proyectos que datan de 2006 y cuyas aperturas se habían anunciado, una vez más, para 2019.

Equipamiento y nuevas unidades

 

En el Ejercito y en la Aviación Militar no se registraron incorporaciones de nuevo material. Sin embargo, el componente terrestre continuó en el proceso de recuperación y repotenciación de armamento pesado, piezas de artillería de campaña y blindados, de origen británico, estadounidense, francés e italiano, así como de vehículos tácticos. 

La Armada recibió algunos materiales como radares Garmin GMR Fanton 126, para los patrulleros oceánicos tipo Avante 2400/clase Guaiquerí y buques de vigilancia litoral tipo Avante 1400/clase Guaicamacuto; ametralladoras pesadas CS/LM3 de 12,7×99 y fusiles de precisión NSG-1/CS-LR4, de 7,62x51 mm, de la marca china Norinco, para la Infantería de Marina; y radios móviles marinos VHF Icom IC-M506 para dotación del Comando de Guardacostas.

En cuanto a la incorporación de nuevas embarcaciones, únicamente tuvo lugar la de un buque tipo Offshore Carrier, con el nombre de La Asunción (T-101), que previamente le fue incautado a un operario guyanés en aguas venezolanas, por transportar, presuntamente, combustible de contrabando.

Finalmente, la Guardia Nacional fue el único componente militar que activó nuevas unidades, específicamente el Destacamento N° 116, desplegado al sur del lago de Maracaibo y fronterizo con Colombia.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje