menú responsive
AMÉRICA | Defensa
-/5 | 0 votos

A través de cadenas civiles

EEUU prohíbe la venta de tecnología de uso final militar a Venezuela

Caza F-16A Block 15 de la Aviación Militar venezolana. Foto: Lockheed Martin

Caza F-16A Block 15 de la Aviación Militar venezolana. Foto: Lockheed Martin

04/05/2020 | Caracas

Carlos E. Hernández

El Departamento de Comercio de Estados Unidos anunció que había implementado nuevos controles para evitar que entidades de China, Rusia y Venezuela adquieran tecnología estadounidense que pueda ser empleada en el desarrollo de armas, aviones o sistemas de vigilancia.

Específicamente, la disposición se refiere a la adquisición de tecnología a través de cadenas de suministro civiles, o bajo control civil, "para usos finales militares y usuarios finales militares".

El secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, aseguró que "es importante considerar las ramificaciones de hacer negocios con países que tienen antecedentes de desviar bienes comprados a compañías estadounidenses para aplicaciones militares".

Y explicó: "Ciertas entidades en China, Rusia y Venezuela han tratado de eludir los controles de exportación de Estados Unidos y socavar los intereses estadounidenses en general, por lo que nos mantendremos atentos para garantizar que la tecnología estadounidense no caiga en las manos equivocadas".

Entre otros ítems se incluyen equipos de semiconductores, sensores y otras tecnologías buscadas para uso final militar o para usuarios finales militares en los referidos países. Las medidas comprenden, entre otras, ampliación de la lista y controles de "uso final militar", eliminación de licencias para exportaciones, reexportaciones o transferencias (en el país) a usuarios finales civiles en países de preocupación de seguridad nacional para artículos controlados por Seguridad Nacional (NS) de Estados Unidos.

Venezuela vetada

 

A partir de 2005, tras el rompimiento unilateral, por parte del entonces presidente Hugo Chávez, de las relaciones entre las fuerzas armadas venezolanas y las estadounidenses, el Gobierno de Estados Unidos impuso la prohibición a la venta o transferencia de equipos y tecnología militar de ese origen a Venezuela, medida a la que se sumaron otros países. Tiempo después, el veto fue ampliado a equipos y productos de uso dual, civil y militar.  

Desde entonces, la prohibición no solo ha afectado la operatividad de los sistemas de armas de procedencia estadounidense y de otros países occidentales, ante la imposibilidad de adquirir piezas de recambio y efectuar programas de mantenimiento mayor y repotenciación, sino además el cumplimiento de contratos de compra ya firmados, en esa época.

Entre estos últimos, destacan la negociación cerrada por el Gobierno venezolano con la brasilera Embraer para el suministro de, al menos, 24 aviones entrenamiento/ataque ligero EMB 314 Super Tucano y cuatro de alerta temprana EMB145 AEW&C, así como la imposibilidad de EADS Casa (actual Airbus Defense and Space), de cumplir con el contrato de venta de diez aviones de transporte C295M, cuatro para la Armada y seis para la Fuerza Aérea, y dos de patrullaje marítimo C295MPA Persuader, también para la marina venezolana, por tener todas esas aeronaves equipos y tecnología estadounidense.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje