menú responsive
AMÉRICA | Seguridad
-/5 | 0 votos

Falta de coordinación y mal uso de armamento

Polémica en Uruguay tras huir un avión narco de la Policía y la Fuerza Aérea

Captura de pantalla del video de la Policía documentando la operación. Foto: Policía Nacional de Uruguay

Captura de pantalla del video de la Policía documentando la operación. Foto: Policía Nacional de Uruguay

31/10/2020 | Montevideo

Gabriel Porfilio

En una operación que llevó meses de planeamiento y mas de tres semanas de ejecución, con unidades vigilando la zona de operaciones continuamente por 25 días, la Policía Nacional y Fuerza Aérea de Uruguay (FAU) incautaron 459 kg de cocaína, que fueron descargados de un avión Cessna que ingresó al país ilegalmente. Si bien el operativo fue considerado un éxito, el hecho de que las fuerzas no pudieran impedir la huida de la aeronave generó polémica en el seno del Gobierno Uruguayo.

El pasado 22 de octubre, una pequeña aeronave con matrícula boliviana aterrizó en un aeródromo improvisado en el norte del país y comenzó a descargar un cargamento de droga en camionetas. Fue en ese momento que la Policía, junto a un helicóptero Bell UH-1H Iroquois de la Fuerza Aérea, irrumpieron en la zona, descargando rápidamente funcionarios policiales que intentaron detener al avión que rápidamente empezó a carretear esquivando al helicóptero que estaba posado delante de él. Si bien la policía abrió fuego contra la aeronave y, además, esta fue perseguida por el UH-1H, el piloto logró escapar, aunque se presume que no debió haber llegado muy lejos por la escasez de combustible y los disparos recibidos.

Las criticas

 

No queda claro cómo fue posible que la aeronave, de pequeño porte y potencia, no pudiese haber sido detenida junto a su piloto. Desde el Ministerio del Interior se justificó que la Policía no cuenta con armamento capaz de detener una aeronave, lo cual es incorrecto, pues posee fusiles de francotirador antimaterial calibre .50, además de fusiles 7,62 mm. Sumado a esto, los oficiales que descendieron del helicóptero estuvieron a escasos metros de la aeronave, por lo que, si estaban equipados con subfusiles 9 mm, hubiese sido suficiente para detener a la aeronave o en su defecto, a su piloto.

Por otro lado, la FAU, que aseguró que dispuso de cinco aeronaves para esta operación, desplegó en la zona a su medio más lento, un helicóptero UH-1H, incapaz de poder interceptar ninguna aeronave, sin armamento orgánico y que, cuando la Cessna despegó, no fue relevado por ninguna de los otros cuatro aparatos que supuestamente estaban en vuelo para el operativo.

Desde la FAU se explicó que, aunque algun avión de combate hubiese logrado interceptar al piloto infractor, la actual ley de derribos -a la que Estados Unidos se opone- no ha sido promulgada por el Gobierno por lo que no puede ser aplicada.

La realidad es que un operativo que contó con un trabajo de inteligencia excelente, quedó corto en su ejecución, tal vez por mala coordinación entre las fuerzas participantes, la falta de experiencia en estos procedimientos, la falta de herramientas legales para ejecutarlos o una combinación de todos estos factores.

 © Information & Design Solutions, S.L. Todos los derechos reservados. Este artículo no puede ser fotocopiado ni reproducido por cualquier otro medio sin licencia otorgada por la empresa editora. Queda prohibida la reproducción pública de este artículo, en todo o en parte, por cualquier medio, sin permiso expreso y por escrito de la empresa editora.

ENVÍO DE LA NOTICIA A UN AMIGO
Correo electrónico
Tu nombre
Mensaje